lunes, 30 de diciembre de 2013

OTRO AÑO SE NOS VA

Otro año que se nos va. Y como todos los finales de año parece que toca hacer balance y elaborar una lista de propósitos de año nuevo. Y como siempre volveremos a proyectar todas nuestras expectativas y esperanzas en el año que viene.
Nos damos cuenta de todo aquello que nos ha llenado de verdad, de todos aquellos que han compartido nuestros momentos, de aquellas cosas que queremos cambiar, de aquellas actitudes que queremos mantener. Es como si el 31 de diciembre fuera un día mágico en el que decidimos mirar más allá.
Y es entonces cuando miramos con ojos nuevos al año nuevo. Y esperamos que este nuevo año nos traiga salud o trabajo, que las cosas nos salgan mejor. Le pedimos al año nuevo mejores resultados académicos, o más tiempo para nosotros, o para la familia, o quizá para un voluntariado.
Pues siento decepcionar a los ilusos. Pero el nuevo año no va a traer trabajo, ni buenas notas, ni más tiempo, ni va a solucionar nuestros problemas. NO. El nuevo año lo único que puede traer son 365 días, 365 oportunidades para que seas tú mismo el que trate de cambiar tus actitudes, quizá no los acontecimientos, pero sí tu manera de acercarte a ellos.
Siento decepcionar también a los conformistas, a los que dejáis en manos de otros los rumbos de vuestras vidas, creyendo que no podéis hacer nada por cambiar el curso de vuestra historia y de la de otros. El año que viene va a traer momentos de exigencia, de toma de decisiones: todas ellas suponen ir marcando el camino: el propio y el de los que caminan al lado (aquí y un poco más lejos).
Sí, creo en el ser humano y estoy convencida de su capacidad para cambiar las cosas. Me niego a pensar que no tengo nada que decir en mi vida y en las otras vidas. Me niego a asumir que las cosas las cambian otros y que no tengo ni responsabilidad ni poder sobre un mundo que es mío, tuyo, de todos. Y de esta manera, “obrar como si todo dependiera de mí misma, sabiendo que al final todo depende de Él”.
El balance es necesario y también el marcarse unas metas, el revisar nuestro Proyecto. Pero puestos a elegir un día mágico me quedo con el 25 de diciembre y puestos a pedir, mejor que al año nuevo, prefiero pedir a Dios que ilumine mi camino, que no se canse de estar moldeándome, que sepa mirar con ojos confiados y renovados.
Laura García

martes, 24 de diciembre de 2013

BROTA


Algo nuevo está brotando ¿no lo notáis?” (Is. 43, 19).
El más grande se hace pequeño en la inmensidad del Mundo. Nota cómo también brota en ti cada día, cada Adviento, cada Navidad...

lunes, 23 de diciembre de 2013

DIOS CON NOSOTROS

Nuestra compañera de comunidad, Nade, nos envía desde Chad, donde está con el Servicio Jesuita a Refugiados, este comentario al evangelio del cuarto domingo de Adviento (Mt. 1, 18-24).

Bécquer dijo una vez: “¿cómo la palabra, cómo un idioma grosero y mezquino, incapaz a veces de describir las necesidades de la materia puede servir de digno intérprete entre dos almas?”
Os confieso que hoy me siento así: he escrito y reescrito ideas sobre este texto y siento que ninguna termina de transmitir lo que siente mi corazón al leerlo. Quizás es que estoy poco inspirada… o igual es que tengo poco que añadir a lo que el Evangelio nos cuenta esta semana… Pero la verdad es que, cuando leo el fragmento de este domingo, cuando lo rezo tranquilamente o con prisas, me quedo una y otra vez en una sola frase… en tres palabras que me sobrecogen por el gran secreto que guardan, que me emocionan y me sobrepasan por el Amor que hay en ellas, tres palabras que me transforman por todo lo que implican… Tres palabras, sólo tres palabras que son la clave de todo:
Dios CON nosotros
Así que (a riesgo de no renovar mi contrato de comentarista de Evangelios) hoy no haré un comentario…  he decidido dejaros a solas con estas palabras, dejar  que sea Dios quien os hable directamente y no interferir con mi comentario…  Os invito a que busquéis un rato para rezarlas tranquilamente, para gustarlas, para sentir lo que significan para vosotros… Ojalá, a través de ellas, el Señor pueda encontrar  una vez más el camino para tocar vuestro corazón como ha tocado el mío.
¡Feliz Navidad a todos!
Nade

viernes, 20 de diciembre de 2013

OPERACIÓN VIVIENDA

“Quizás tu vecino necesite algo más que sal”.  Bajo este lema se presenta la campaña de operación vivienda 2013.
El objetivo principal de esta campaña es apoyar económicamente y acompañar a las personas y familias con dificultades para acceder o mantener una vivienda y reclamar que la vivienda es un derecho esencial para el desarrollo de la persona y para su integración social.
A lo largo de este año Cáritas Diocesana de Salamanca ha llegado a 988 familias mediante 3.199 ayudas, lo que supone 1.645 más respecto al año anterior. En la campaña 2012 se recaudaron 104.536 euros y a lo largo de este año se han invertido 688.622 euros destinados a ayudas de alquiler y suministros (gas, luz, agua).
Cáritas ofrece también respuesta a las personas que no tienen hogar a través del Centro de Acogida Padre Damián, que  ha recibido 9.080 estancias, y de la Casa de Acogida de enfermos de sida que ha contado con 21 residentes a lo largo del año.
Todas  las personas que quieran colaborar con esta campaña pueden hacerlo en las colectas del próximo domingo día 22, dirigirse a Cáritas Diocesana de Salamanca (C/ Monroy, nº 2), realizar su donativo en cualquier entidad bancaria a nombre de Cáritas Diocesana de Salamanca indicando en el concepto “Operación Vivienda” o a través de la página web.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

¿CÓMO RECONOCER AL MESÍAS?

Nuestra compañera de comunidad, Nade, nos envía desde Chad, donde está con el Servicio Jesuita a Refugiados, este comentario al evangelio del tercer domingo de Adviento (Mt. 11, 2-11).

Juan el Bautista, un profeta, un hombre de fe de quien todos hablan, e incluso el mismo Jesús le reconoce como un gran profeta… tiene un momento de duda ¿eres tú el que había de venir o tenemos que esperar a otros? se pregunta. ¿Cómo es posible que Él, teniendo delante al mismo Dios, tenga dudas?
En el texto se nos muestra como Jesús pide a sus discípulos que le confirmen que es Él y le hablen de “los signos que habéis visto”. Esos signos son su tarjeta de visita, sus credenciales para confirmar que verdaderamente Él es el Mesías que había de venir. Pero… espera: ¿qué signos son esos? ¿Un Dios en medio de los ciegos, de los leprosos, de los pobres y de los pecadores? La verdad es que eso suena bastante poco a la idea convencional que Dios todopoderoso que podrían tener por aquella época… ¿Un Dios entre los más frágiles? ¿Un Dios que no se impone? ¿Un Dios que come con pecadores?... qué difícil de creer, hasta para el mismo Juan que le había reconocido incluso estando en el vientre de su madre…
Podríamos tener la tentación de creer que 2000 años después ya hemos superado esa idea de Dios y que ya no le buscamos entre los grandes signos, los milagros y las grandes acciones… Pero, ¿realmente es así? ¿Dónde encontramos a Dios en nuestra vida? ¿Cuáles son los signos que esperamos de Él?
En medio del desierto, en los días difíciles, yo os confieso que no siempre me resulta fácil verle… En España era fácil construir la idea romántica de “estar entre los más pobres”; hablaba con unos y otros y nos decíamos: qué bonito sería ir a África, allí es más fácil encontrar a Dios… Y sí, cuando ves a un niño vestido con harapos y descalzo que corre hacia ti sólo para estrecharte la mano… puedo encontrar el amor de Dios en mi corazón que me pide que sea la mano que le acaricia y le hace sonreír con unas cosquillas… Pero en otras ocasiones resulta también muy complicado encontrarle. Cuando veo un pueblo que ha tenido que abandonar su casa a causa de la violencia y aun así tiene arraigada esa misma violencia en su modo de funcionar en los campos, un pueblo que aún establece discriminaciones en función de la etnia a la que pertenezcas o que  viola y minusvalora a sus mujeres, cuando me encuentro con algunos refugiados intentan engañarte para conseguir tus objetivos o que desconfían de tus intenciones… me pregunto ¿dónde están tus signos Señor? ¿Y qué puedo hacer yo por ti aquí?
Me encantaría deciros que tengo las respuestas, que después de un par de horas de oración profunda puedo resolver todos mis dilemas… Pero no es así, hay días de mucha oscuridad. A veces me cuesta entrar en esta lógica de Dios, descubrirle cuando las cosas se ponen difíciles y ser profeta cuando faltan las palabras…
Pero cuando lo pienso detenidamente… me doy cuenta de que lo que celebraremos en unos días es precisamente esa lógica distinta de quien nos quiere infinitamente, incondicionalmente, generosamente…  Un Dios que tiene otra manera de hacer las cosas pero que ha decidido ser un “Dios-con-nosotros”…  Y eso quiere decir lo que quiere decir: Él, de entre todas las opciones posibles, ha decidido que quiere ser parte de nosotros, vivir en medio de nuestra vida… con sus complejidades, sus dolores y su pobreza…  con nuestros pecados y nuestras contradicciones… Porque nos ama, porque espera lo mejor de nosotros y quiere nuestra felicidad por encima de todo... ¿No es eso algo muy grande?
Y cuando contemplo ese regalo, vuelvo a sentirme profundamente llamada a estar aquí a intentar imitar, con mis infinitas limitaciones, un amor tan grande… a hacer de ese Amor mi bandera y mis credenciales. Estoy convencida de que aunque mi cabeza dura y mi corazón atascado a veces no puedan encontrarle… estoy aquí porque me quiere aquí y esto es parte de su plan… y Él también está, Él me busca y me llama… como a cada uno, estemos donde estemos.
Aprovechemos este tiempo de Adviento para salir a su encuentro, para hacer como Juan y seguir buscándole con más y más fuerza a pesar de las dudas y las dificultades… porque es Él el que había de venir y no tenemos que esperar a otros.
¡Feliz Adviento!

Nade

lunes, 16 de diciembre de 2013

ADVIENTO

No hay nada más bonito y sobrecogedor que la felicidad que genera un recién nacido en una familia. Durante las semanas previas se quiere tener todo preparado, la habitación, la ropita, la cuna… y el deseo de que al fin nazca va marcando todos los minutos. En ese tiempo te vas haciendo consciente de que tu vida va a cambiar radicalmente porque ya no vas a mirar sólo por tus ojos, vas a ver también por los ojos de ese niño que cuando te mire te va a devolver esa mirada inocente, llena de bondad, esa mirada dispuesta a descubrir y maravillarse con la creación.
Para mí eso es el adviento. Es el ir adecuando mi corazón, limpiándolo, sacando los trastos viejos o inservibles,  haciendo de él un hogar para que el Niño more. Pero sobre todo es desear que lo trasforme todo en nuevo para que reaprenda a mirarle y mirar a su creación con su mirada inocente y bondadosa, que ilumina y pacifica.
Esto te lleva a querer hacer felices a todos lo que te rodean (tu familia, amigos, compañeros de trabajo) y vivir con verdadera alegría la Navidad. Pero, sobre todo,  dejarte afectar por Él y por toda la realidad que nos rodea y seguir buscando que caminos son los que nos llevan a Él y a Belén para adorarle.

Leticia Hermida, CVX en A Coruña

martes, 10 de diciembre de 2013

ALÉGRATE… PUES NADA ES IMPOSIBLE PARA DIOS

Nuestra compañera de comunidad, Nade, nos envía desde Chad, donde está con el Servicio Jesuita a Refugiados, este comentario al evangelio del segundo domingo de Adviento (Lc. 1, 26-38).

El año pasado tuve la suerte de viajar a Tierra Santa donde visitamos la Basílica de la Anunciación. Allí, en el silencio acogedor de una basílica imponente, se nos invitaba a rezar contemplando el fragmento que leemos esta semana en la Eucaristía. Al leer el texto, yo me imaginaba a la pobre María, una chica normal y corriente, en medio de sus tareas cotidianas; corriendo, quizás, de aquí para allá para hacer todos los recados del día… Una chica normal y corriente a la que, de repente, se le aparece un ángel para decirle: “Alégrate María, que he venido a complicarte un poco la vida”… Quiero decir: “Alégrate María, que vas a tener en tu vientre al Hijo de Dios”. Honestamente, por mucha fe que una tenga, una noticia como esta le tiene que dejar de piedra. María tenía ya su vida planeada de alguna manera; no olvidemos que estaba comprometida con José, un buen hombre con el que se casaría en breve, tendría una familia; tendría sus amigos, sus aficiones… todo iba bien, todo era normal. Y, de repente, el Señor pone patas arriba su vida haciéndole partícipe de una tarea que, aunque maravillosa, no está exenta de complicaciones: ¿cómo decírselo a su familia? ¿qué va a pensar José? ¿es que yo seré capaz de asumir una responsabilidad tan grande…?
En ese contexto, yo me pregunto: ¿de verdad puede uno alegrarse cuando le complican la vida de esa manera?
Salvando muy mucho las distancias, este pasaje del Evangelio me recuerda un poco al momento en el que me planteé en serio la posibilidad de venirme a África. Yo había estado dándole vueltas a la cabeza al asunto (tonteando un poco con la idea), hasta que un día, hablando con un muy buen amigo, tomé consciencia de que el Señor me pedía un compromiso más fuerte. En ese momento, me di cuenta de que había una llamada tan real y tan tangible que era imposible no escucharla…. Os puedo asegurar que, como María, lo que primero que sentí no fue precisamente “alegría” sino más bien un torrente de preguntas que ponían en mi corazón algo bastante más parecido al miedo. Esa noche, y otras muchas de las que vinieron después, no pude dormir dándole vueltas a la cabeza… sopesando mil y unas cuestiones que “tendría que solucionar”: ¿Cómo le cuento yo esto  a mi madre, a mis hermanos, a mis amigos? ¿Qué pasa con mis planes de tener un trabajo estable, de encontrar una pareja? ¿Voy a abandonar la vida en Salamanca, mis amigos, mi parroquia… con todo lo feliz que esto me hace? ¿Es que seré capaz de encajar bien esta experiencia, de vivir de cerca el dolor de los otros o, incluso, de vivir tanto tiempo fuera de casa sin todas las comodidades materiales (y también espirituales) que tengo aquí?
El Señor me estaba pidiendo algo muy muy grande y de alguna manera me decía: “Nade, sí, eso es lo que quiero para ti… quiero que te compliques la vida por Amor”…  Repito: ¿de verdad puede uno alegrarse cuando le complican la vida de esa manera?
La respuesta una vez más la encontramos en el Evangelio. Si avanzamos un poco en el texto, encontramos el momento en que el Ángel le dice a María: “nada es imposible para Dios”. Y es verdad…  En mi caso, fue el fortalecimiento de la relación personal e íntima con el Señor  lo que me fue dando la paz (y las respuestas) progresivamente.  La oración personal, el discernimiento acompañado, la vida en la comunidad y la misión con mis chavales en la parroquia sirvieron de instrumentos para que el Señor fuera eliminando los miedos y aumentando la certeza de que era aquí, en el Tchad, donde me quería. No fue un camino fácil, ciertamente, pero sí un camino muy bonito: de aprender a confiar en el Señor, de descubrir que a veces Él ha preparado para nosotros caminos que ni habíamos imaginado recorrer, de comprender que son esos caminos los que dan pleno sentido a nuestra vida. De dejar que Dios se haga presente en este mundo a través de mi vida…
Eso es lo que nos enseña el texto de hoy: el “sí” de María fue la clave para que Dios pudiera encarnarse. Ciertamente, a veces parece que Dios nos pide cosas imposibles… pero, si escuchamos atentos y le dejamos hacer en nosotros… entonces los miedos desaparecen y  descubrimos que es ahí donde tenemos que estar, que es ahí donde queremos estar… Entonces, sólo queda un sentimiento: la Alegría.
¿Por qué tengo miedo, si nada es imposible para ti?

¡Feliz Adviento!
Nade

jueves, 5 de diciembre de 2013

BODA DE ELENA Y MANU

El próximo sábado día 7, a las 11:30 h. en la Parroquia del “Milagro de San José”, nuestra compañera de Comunidad, Elena, y Manu, se casan. Desde la CVX en Salamanca os deseamos lo mejor. Que seáis felices y que el Señor os siga bendiciendo como hasta ahora, haciendo de vuestra vida un MAG+S




BENDICIÓN IRLANDESA

Que los caminos se abran a vuestro encuentro,
que el sol brille sobre vuestro rostro,
que la lluvia caiga suave sobre vuestros campos,
que el viento sople siempre a vuestra espalda.
Que guardéis en vuestro corazón, con gratitud,
el recuerdo precioso de las cosas buenas de la vida.
Que todo Don de Dios crezca en vosotros
y os ayude a llevar la alegría a los corazones de cuantos amáis.
Que vuestros ojos reflejen un brillo de amistad,
gracioso y generoso como el sol,
que sale entre las nubes y calienta el mar tranquilo.
Que la fuerza de Dios os mantenga firmes,
que los ojos de Dios os miren,
que los oídos de Dios os oigan
que la Palabra de Dios os hable,
que la mano de Dios os proteja,
y que Dios os tenga, y nos tenga a todos,
en la palma de su mano.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

VELAD, ESPERAD… ESTAD PREPARADOS

Nuestra compañera de comunidad, Nade, nos envía desde Chad, donde está con el Servicio Jesuita a Refugiados, este comentario al evangelio del primer domingo de Adviento (Mt. 24, 37-44).

Señoras y Señores: ¡Hoy empieza el Adviento! He de reconocer que me ha costado un poco darme cuenta porque por aquí escasean las luces por las calles y los villancicos, los belenes gigantes o las oraciones, convivencias y tablones parroquiales que te dan pistas y te preparan un poquito para este tiempo fuerte.
Pero si, también en medio del desierto, donde el dinero del mes no da para comprar árboles de navidad y los cristianos somos una gran minoría… también aquí empieza el Adviento.  Y, aunque me gustan mucho las guirnaldas y las figuritas de los Belenes, lo cierto es que esta “austeridad” en el contexto me obliga a ir al fondo de la cuestión: ¿Qué es realmente esto del Adviento?
Como siempre, es el Evangelio el que me recoloca un poco y me da las respuestas. Durante toda la semana he rumiado y rezado el texto de hoy y, una y otra vez, me quedo anclada en una palabra: Velad. Un verbo que resume la actitud  principal de nuestro corazón en este tiempo (estar atentos) y que a la vez esconde una certeza: el Señor vendrá.
Coincide que en esta época de mi vida, tengo ante mí un ejemplo muy potente de “gente que espera” y que me hace pensar mucho sobre la actitud que Jesús nos propone hoy. Los refugiados de Darfur llevan 10 años en Tchad y, sin embargo, la gran mayoría de ellos se aferra a su deseo de volver a la tierra que aman profundamente. Muchos llevan aquí casi los mismos años aquí que vivieron en Sudán e incluso algunos se han casado y sus hijos han nacido y se han criado aquí…  Sin embargo, la gran mayoría quiere volver a su lugar de origen, esperan el día en el que la paz reine en su pueblo y puedan volver a casa… y, sobretodo, no dejan que nadie les arrebate ese sueño.
Pero, aunque ese deseo parece unánime en todos ellos, mi impresión es que una de las cosas que distingue a unos de otros es el modo en el que –consciente o  inconscientemente- viven este tiempo de espera.
Para algunos de ellos esta estancia en Tchad es simplemente un kit-kat, una pausa en medio de sus vidas, de sus proyectos…. Y, de alguna manera, “sobreviven” aquí en tanto que esperan que llegue la paz y el momento de volver a casa.
Otros, al contrario… siguen construyendo sus vidas aquí con el deseo de ir sentando las bases para el futuro: envían sus niños a la escuela y trabajan para que esta escuela sea la mejor posible. En algunas de las reuniones a las que asisto hablan de la importancia de la escuela y se recuerdan (nos recuerdan) que tenemos que invertir en la Educación, que ese es el único tesoro que se llevarán a su tierra… Que serán los niños, jóvenes y adultos educados y formados quienes puedan construir la paz en un pueblo que añoran desde hace tanto tiempo. Es decir, sueñan con el futuro pero se implican activamente en la construcción del presente que les llevará hasta allí.
De alguna manera siento que esa es una diferencia que puede también aplicarse a los cristianos (incluso los que nos decimos “comprometidos”) durante este tiempo de Adviento. Algunos esperan la Navidad y creen firmemente que el Señor viene para quedarse con nosotros; pero el Adviento es simplemente el tiempo que falta para que eso pase, no les cambia en nada… Otros viven intensamente estos días, preparan su corazón con mimo y cuidado para recibir al Señor a mesa puesta… (y otros, quizás, nos movemos un poco “entre pinto y valdemoro”).  Pero Jesús nos habla hoy “alto y claro” y nos propone una vez más la hoja de ruta: mirar al futuro pero viviendo el presente…  Nos invita a esperar activamente, a estar preparados (o, como diría San Ignacio de Loyola, “hacer todo como si dependiera de mi, pero sabiendo que al final todo depende del Señor”).
Así que, sea cual sea el telón de fondo de mi Adviento este año, yo me siento invitada una vez más a no darlo por todo por sentado, a no apoltronarme en el sofá y simplemente “esperar que llegue”. Hoy Jesús me invita a escrudiñar la realidad para encontrar en ella las pistas que me hablan de su Reino… a limpiar las telarañas de mi corazón para hacer mucho, muchísimo hueco… porque el Amor llega, y llega en abundancia… y recibirlo no es algo que se improvise… ¿A qué te invita a ti? ¡Feliz Adviento!

martes, 3 de diciembre de 2013

SAN FRANCISCO JAVIER


Celebraremos la fiesta de San Francisco Javier uniéndonos a la misa de las 20:00 h. en la Parroquia del Milagro de San José (Jesuitas - Salamanca)

lunes, 2 de diciembre de 2013

miércoles, 27 de noviembre de 2013

COMPROMISO PERMANENTE CVX


El próximo sábado 30 de noviembre, a las 20:00 h. nuestras compañeras de la CVX en Salamanca, Lola y Raquel, celebrarán su Compromiso Permanente en CVX. Os invitamos a uniros a esta celebración, al tiempo que pedimos vuestra oración por ellas, para que a través de este Compromiso público continúen siendo fieles al Sueño que Dios tiene para el Mundo.

lunes, 25 de noviembre de 2013

CVX, EL ALMA LAICA DEL CARISMA IGNACIANO


La revista Vida Nueva ha dedicado un artículo de fondo a CVX y nuestro 450 aniversario:
Cuando hablamos de “los hijos de san Ignacio de Loyola”, por lo general, asociamos solo a los jesuitas, pero la familia ignaciana es muy grande y plural. Entre sus componentes seglares, se encuentran los integrantes de las Comunidades de Vida Cristiana (CVX), quienes, desde el pasado 25 de marzo, celebran este curso los 450 años de su existencia. En España, las integran cerca de 900 personas, distribuidas en 37 comunidades (pronto serán 39). Alfonso Salgado, presidente de CVX-España, pertenece a la comunidad de Salamanca, que define como “pequeñita, pero representativa de lo que pueden ser nuestras comunidades. Somos 30 personas, organizadas en varios grupos de vida y estamos estrechamente ligados a la Compañía de Jesús y a la diócesis”. Entre las señas de identidad de las CVX, está un sentimiento de comunión que impregna la vida familiar de muchos de sus miembros. Así, a través del Proyecto Familia, ven al hogar como uno de los campos a abonar de cara al futuro, tratando de ofrecer propuestas pedagógicas desde el espíritu ignaciano. Otra de las claves que define la actividad de las CVX es la creación de proyectos que, una vez puestos en marcha, acaban en manos de otros organismos. Un ejemplo es lo sucedido en Salamanca con las Jornadas de Sensibilización Africana. Otro caso particular ha sido la implicación de la comunidad de Vitoria en el Foro Religioso Popular. A nivel global, uno de los últimos proyectos de la CVX-España es un programa de formación en el compromiso socio-político. Este año, junto con Cristianismo y Justicia, celebraron en Barcelona un curso sobre este tema. Y es que el compromiso con las causas de tipo social está siempre presente en las comunidades laicas ignacianas.
Puedes leer aquí el artículo completo de Vida Nueva.

viernes, 22 de noviembre de 2013

I ENCUENTRO CVX EN CASTILLA


El próximo fin de semana del 23 y 24 de noviembre, nos encontraremos en Villagarcía de Campos las comunidades de la Coordinadora de la CVX en Castilla (Burgos, Valladolid, Galilea-Madrid, Caná-Madrid y Salamanca) para compartir y celebrar juntos 450 años de historia. Para conocer mejor nuestra Asamblea General Mundial celebrada en el Líbano el pasado verano. Para soñar juntos sobre nuevos retos para nuestra historia.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

“NADIE SIN SALUD. NADIE SIN HOGAR”. CAMPAÑA PERSONAS SIN HOGAR 2013


Un año más, Cáritas, con la colaboración de FACIAM, la fePsh (Federación de Entidades de apoyo a las Personas Sin Hogar) y la Xarxa d´atenció a Persones sense llar; impulsa la Campaña de las Personas sin hogar en su 21 edición que este año se celebrará el 24 de Noviembre, con el lema “Nadie sin salud, NADIE SIN HOGAR”.
Las actividades que tendrán lugar en Salamanca serán: unas jornadas técnicas sobre salud y exclusión social, un flashmob y la decoración simbóilca y reflexiva del árbol situado a la entrada del centro de acogida Padre Damián, de Cáritas.




lunes, 18 de noviembre de 2013

CLAUSURA DEL AÑO DE LA FE


El próximo domingo, 24 de noviembre, la Iglesia diocesana de Salamanca celebrará la solemne clausura del Año de la Fe. La celebración de vísperas, presidida por el Sr. Obispo Mons. Carlos López Hernández, tendrá lugar a las 17.30 horas en la Catedral Nueva.

sábado, 16 de noviembre de 2013

MÁRTIRES DE LA UCA


Hoy, 16 de noviembre, celebramos el 24 aniversario de los mártires de la UCA (El Salvador): Elba Ramos, Celina Ramos, Ignacio Ellacuría sj, Ignacio Martín Baró sj, Segundo Montes sj, Juan Ramón Moreno sj, Armando López sj y Joaquín López y López sj. Con este motivo, el jesuita Michael Czerny, que fue director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA, ha escrito una carta a sus antiguos compañeros del país americano. Hoy es el asistente personal del Cardenal Peter Kodwo, presidente del Consejo Pontificio de Justicia y Paz. 
"Pienso con frecuencia en nuestros mártires; considero que su vida y su sacrificio fueron una contribución decisiva para la justicia y la paz. Su sacrificio no fue en vano. Ningún mártir en la larga historia de nuestra Iglesia derramó su sangre en vano, si bien el martirio tiene mucho de misterio, como el de Monseñor Romero, que fue arrancado de este mundo cuando más necesario era para la defensa de la vida de los pobres de El Salvador.El martirio, desde luego, siempre da frutos: así como el martirio en el cristianismo primitivo provocó la pregunta de los paganos sobre la fe cristiana y, en no pocos de ellos, condujo a la conversión, trajo paz a la Iglesia, probó la fe y reconcilió a los seres humanos con Dios; así también, el martirio de Monseñor Romero y el de los mártires de la UCA han contribuido enormemente a la reconciliación y a la construcción de las bases de una sociedad menos autoritaria, más abierta y con un proceso democrático en progreso continuo aunque difícil".

lunes, 11 de noviembre de 2013

TOP 14 APPS CATÓLICAS

A veces no tenemos tiempo suficiente y nos vemos obligados a echar mano del smartphone para aprovechar el poco que nos queda en el trayecto de casa al trabajo o mientras esperamos en una consulta médica o en la peluquería o… Por eso iMisión nos ofrece las Top 14 Apps Católicas. Las más usadas y/o las más útiles:


App móvilCreadorDescripción
The pope app The Pope© Pontificium Consilium de Communicationibus SocialibusEs una app que permite seguir todos los discursos y la actividad del papa Francisco.
Missio appMissio© The Pontifical Mission SocietiesNoticias de FIDES, la agencia internacional de noticias de las Obras Misionales Pontificias y la Agencia de Noticias del Vaticano (News.va) y vídeo en tiempo real del Servicio de Noticias del Catolicismo y la agencia de noticias del Vaticano.
Annus fidei appAnnus Fidei © Alberto BacigalupeTodos los documentos relacionados con el año de la fe 2012-2013 y del Concilio Vaticano II.
iBreviary app  iBreviary© Paolo Padrini e Leonardo ParentiPara rezar la Liturgia de las Horas, seguir las lecturas de la misa, y todas las oraciones católicas más importantes.
Rezando voy app Rezando voy© PastoralsjPodcast audio con la oración sobre el evangelio de cada día.
Compendio Catecismo Compendio Catecismo© 2010 Surgeworks, Inc.Un resumen de los principios, a menudo en forma de preguntas y respuestas, contenida en el Catecismo de la Iglesia Católica
Rota Católica Rota Católica© Minha ParoquiaGeolocalizador de parroquias, capillas, diócesis, y horarios de misa de la Iglesia Católica.
Bible app Bible© 2008-2013 LifeChurch.tvVarias versiones de la Biblia en varios idomas. La mayoría no son católicas pero alguna sí.
Confesion app Confesión© 2011 Little i Apps, LLCPreparación para el sacramento de la confesión: examen de conciencia y oraciones.
Angelus appAngelus pro© 2011 Pablo RomeuTe permite realizar el rezo del Ángelus tanto en tu idioma como en latín. Además, la aplicación te avisa a las 12 PM para recordarte el momento del rezo del Ángelus.
Laudate Laudate© Aycka SoftLiturgia de las Horas, Biblia, Ángelus, Rosario y todo un compendio de oraciones católicas.
Rosario pro app Rosario pro© 2012 Pablo RomeuPermite el rezo del rosario de diferentes maneras. Leyendo, pasando cuentas o escuchándolo, y en algunos idiomas, hay opción a que la aplicación escuche la voz del usuario de manera que se pueda rezar alternado con el dispositivo.
Captura de pantalla 2013-10-17 15.58.21 Santoral© Cristina Cunha PerezPermite conocer la fecha de un santo, enviar felicitaciones, incluso mediante sms.
Vatican insiderVatican insider© Editrice La Stampa s.p.a.Información general sobre el Vaticano.

jueves, 7 de noviembre de 2013

LAS PIEDRAS QUE NOS HABLAN


“Las piedras que nos hablan: itinerario de fe por los monumentos de Salamanca” se insertaba dentro de las actividades organizadas por la Compañía de Jesús en Salamanca, la Parroquia de El Milagro de San José y la Comunidad de Vida Cristiana (CVX en Salamanca) con motivo del Año de la Fe.
Queríamos ofreceros un paseo diferente por las calles de Salamanca, mirando las piedras de nuestros monumentos y dejando que ellas nos hablasen de la Fe que han ido transmitiendo a lo largo de los siglos a los miles de hombres y mujeres que han pasado ante ellas.

lunes, 4 de noviembre de 2013

ASAMBLEA NACIONAL CVX ESPAÑA. SALAMANCA 2014

1 de Noviembre de 2013, fiesta de Todos los Santos.
A todos los miembros de la Comunidad de Vida Cristiana en España

Queridos compañeros de CVX en España:
Con mucha alegría y esperanza, os anunciamos que la próxima Asamblea Nacional de CVX en España tendrá lugar en Salamanca del 2 al 9 de Agosto de 2014, en la casa de los PP. Paúles de Santa Marta de Tormes.
La Comunidad se reunirá en Asamblea para evaluar nuestro camino recorrido a lo largo de los últimos cinco años, para discernir cómo servir mejor a los hombres y mujeres que caminan con nosotros y para elegir al nuevo Consejo Ejecutivo que sea comunidad de servicio para liderar y apoyar la nueva etapa que comience.
Nuestra Asamblea se reunirá en Salamanca, acogida por nuestra pequeña comunidad local, inspirada por la última Asamblea Mundial de Líbano’13 y bajo la sombra protectora de la Virgen de la Vega, patrona de Salamanca. Será un tiempo de gracia en el que pondremos en el centro de la reunión a los dos propietarios de nuestra Comunidad: el Señor Jesús, que nos ha llamado personalmente a cada uno para seguirle desde la vocación y la comunidad CVX, y los hombres y mujeres de nuestro tiempo que más necesitan de nuestro servicio, de nuestra entrega, de nuestra respuesta.
Por eso la Asamblea se reunirá bajo el lema

SERVIR EN LAS FRONTERAS: NUEVOS RETOS, NUEVAS RESPUESTAS

porque queremos trabajar para disponer a nuestras comunidades y a cada uno de nosotros para buscar y hallar a Dios en los nuevos retos que han ido apareciendo a lo largo de estos años, y hacerlo buscando juntos la mejor manera de dar una respuesta eficaz, humilde, evangélica, comunitaria.
Queremos, en primer lugar, transmitir nuestra gratitud y el orgullo que sentimos por la generosidad de la comunidad de Salamanca al disponerse para este servicio tan importante. Estamos seguros de que la seriedad con la que han discernido para aceptar este desafío sólo será superada por la calidad de su trabajo para ayudar a llevar a buen puerto a toda la Comunidad reunida en Asamblea. También queremos agradecer la disponibilidad de la comunidad de CVX Galilea (Madrid) que se ofreció con entusiasmo para este mismo trabajo y que ha renovado su compromiso de colaborar estrechamente en los preparativos y desarrollo de la Asamblea. Otras comunidades también pensaron en ofrecerse para este servicio. A todas, gracias de corazón.
El tiempo de Asamblea comienza hoy, fiesta de Todos los Santos. Estamos seguros de que, entre ellos están aquellos compañeros nuestros y colaboradores que nos han dejado estos últimos años, a los que tanto echaremos de menos y que con tanto interés seguirán nuestra Asamblea y velarán por ella. La Asamblea de CVX en España es un paso más que quiere dar este Cuerpo Apostólico Laical que somos al servicio del mundo en el seno de una Comunidad CVX Mundial y dentro de la gran comunidad que es la Iglesia Universal, a la que tanto amamos, a la que tanto debemos y desde la que queremos seguir caminando.
Este tiempo que comienza hoy nos pide a cada uno que empecemos a preparar el corazón y la inteligencia. La Asamblea no se puede preparar si no es con el trabajo personal e interior de cada uno de nosotros y de nuestros grupos de vida, equipos de trabajo y comunidades locales. A cada uno de vosotros personalmente, miembros de CVX, os pedimos que preparéis la Asamblea. Os sugerimos algunos medios muy importantes.
En primer lugar, es importante conocer internamente la reciente Asamblea Mundial en Líbano. Los delegados de CVX-E que participaron en ella compartirán con nosotros, en encuentros regionales, las mociones, retos y esperanzas de la Asamblea.
Participar en esos encuentros, leer y rezar el documento final y el texto de algunas ponencias de la Asamblea Mundial son la mejor manera de preparar nuestra Asamblea de CVX en España. Releer el Documento de Santiago que ha inspirado el trabajo de la Comunidad estos últimos años también es una ayuda importante.
Os animamos también a que nos tengamos muy presentes unos a otros, y a toda la Comunidad entera, a lo largo de estos meses.
Quizás un pequeño signo (una foto, una frase, cualquier objeto…) en tu mesa de trabajo, en tu mesilla de noche, en la cartera, en el bolso de tu abrigo… que te recuerde el tiempo que estamos viviendo y te ayude a sentirte en comunión con el resto de compañeros…
Y por supuesto, seguir muy atentos a la vida que discurre en nuestra pequeña comunidad local, en la comunidad regional o en la CVX-España: cuidar especialmente nuestra participación cotidiana, visitar el blog de CVX-E con asiduidad, entrar en la web de CVX Mundial, conocer lo que otras comunidades están haciendo y viviendo y hacerlo junto con una mirada atenta y compasiva al mundo actual, buscando en los desafíos de cada día la llamada que el Señor nos hace como Comunidad Nacional.
A lo largo de estos meses el Consejo Ejecutivo de CVX en España os hará llegar diferentes materiales para ir preparando juntos la Asamblea. Disponer el calendario de nuestros grupos y comunidades locales para dedicar un tiempo de calidad a esta preparación común es, lo podéis imaginar, imprescindible.
Y por último, preparemos cada uno la Asamblea abriendo nuestro corazón a la disponibilidad para el servicio: es posible que tú o yo seamos propuestos como delegados de nuestra comunidad local, en una Asamblea que será por primer vez más corporativa siguiendo los nuevos estatutos que juntos aprobamos; o quizás tú o yo seamos propuestos como candidatos para ofrecer nuestro servicio dentro del nuevo Consejo… Que nuestros compañeros nos encuentren disponibles para un discernimiento serio y acompañado de cara a mejor servir, cada uno desde nuestro sitio.
Nos reuniremos en la casa de los PP. Paúles. A San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, sus fundadores, el servicio a los pobres les movía con prisa, ser imitadores de Cristo pobre y servidor de los pobres no les dejaba parar quietos, la Caridad de Cristo les urgía, como reza el lema de su congregación. Que ese mismo deseo sincero, serio, sentido, de carne y hueso nos mueva a nosotros para dejarnos conducir, como Cuerpo Apostólico Laical, hasta las fronteras de servicio que el Señor quiera para nosotros.
Muy unidos a cada uno, desde la vocación compartida y la oración y el trabajo diarios, recibid un abrazo especialmente grande de Amparo, Aurora, Tucho, Pablo, José María y Alfonso

Consejo Ejecutivo de CVX-España


viernes, 1 de noviembre de 2013

TODOS LOS SANTOS

Hombres y mujeres cuyas vidas apuntan a Dios. Hombres y mujeres cuyas historias dejaron huella, por la forma en que amaron, acariciaron, hablaron o actuaron. Hombres y mujeres conocidos, o anónimos. De todas las épocas. En todos los contextos.
Siempre ha habido gente capaz de dejar que, desde dentro, brotase con fuerza el torrente del evangelio. Gente de carne y hueso. No son perfectos, al menos no con la perfección irreal de los puros. Sus historias tienen aciertos y errores. Su carácter, como tantos otros, es complejo. Tienen virtudes y defectos. Hay en sus vidas bien y pecado. Lo que marca la diferencia es que, en algún momento, se dejaron seducir por Jesús y su buena noticia. O, incluso sin conocerlo, su vida transmitió esa semilla de divinidad que llevamos dentro. En su memoria, hoy, brindamos.

Todos buscamos fuentes en las que se alimentan nuestros sueños y metas. Bebemos en la gente que conocemos. En los medios de comunicación y sus mil sucesos. En los libros. En nuestra propia historia, trenzada en conversaciones, ocurrencias, amores y desamores. Manantiales que dan fortaleza o motivos. Hay quien lo construye todo sobre historias concretas, cotidianas, que tienen algo de fugaz. Quizás todos lo hacemos, a veces. Pero hay quien es capaz de elevar la mirada, e intuir algo mayor, algo eterno, algo bueno. Esos son los santos. Los que intuyen a Dios, de tal manera que les transforma por dentro. Entonces sus vidas irradian algo diferente. Sus palabras evocan una Palabra eterna. Sus gestos son una danza definitiva que dibuja siluetas de una verdad que intuimos.
¿En qué  fuentes bebes tú? ¿Dónde aprendes, creces, te sostienes?

Los santos no se evaden, para refugiarse en una intimidad solo poblada por Dios. Al revés, la fe les abre al mundo. Les acerca al prójimo. Les llena de motivos para el encuentro. Son maestros, sanadores, artistas, que comparten las zozobras y las alegrías de la gente. Disfrutan con la vida bien concreta y real, ríen alto y fuerte. A veces también lloran. Arriesgan, en ocasiones hasta dar la vida por enfrentarse a lo injusto. Como hizo Jesús, en cuyo espejo se miran. Otras veces es la suya una entrega más callada, más cotidiana, que va construyéndose en el día a día. Todos los santos del mundo y de la historia. Al recordarles, lo hacemos con gratitud, con admiración, pero también con la conciencia de que cada uno de nosotros está llamado a vivir el Evangelio con la misma pasión, hondura y radicalidad.
¿Alguna vez has pensado en tu propia vida desde esa perspectiva?

Fuente Pastoralsj

miércoles, 30 de octubre de 2013

REZANDOVOY PARA NIÑOS Y NIÑAS


Rezandovoy para niños y niñas quiere ofrecer, periódicamente, oraciones preparadas pensando en chavales hasta 12 años; aun sabiendo que seguramente a niños más pequeños les servirán, y a los mayores de vez en cuando nos ayuda hacernos un poco niños. Son propuestas que pueden servir para un rato en familia, o para las aulas o catequesis. Con cada oración incluyen una ficha sencilla proponiendo algunas pistas para reforzar la oración, dando información sobre contenidos, las músicas y textos.

viernes, 25 de octubre de 2013

GRANDES CREYENTES: TERESA DE CALCUTA

Se habló mucho de ella… Ella habló mucho de Dios y de su amor.
Hueso duro de roer –como la definieron algunos–, defensora a ultranza de la doctrina católica, fundadora de la Congregación de las Misioneras de la Caridad, Madre de los Pobres, mujer con gran carisma, fenómeno mediático… consiguió que los pobres fueran tenidos en cuenta.
Nacida como Agnes Gonxha Bojaxhiu, decía: “de sangre, soy albanesa; de ciudadanía india; por fe, soy católica; por vocación, pertenezco al mundo y, por corazón, pertenezco totalmente al Corazón de Jesús”.
Vino al mundo en Albania, en 1910. Desde pequeña sentía especial cariño por los pobres. Los testimonios de jesuitas misioneros en India despertaron en ella el deseo de entregarse allí. Ingresó en la Congregación de Nuestra Señora del Loreto y fue enviada a su país anhelado en 1929. Vivió allí el horror de la guerra, mientras ejercía como profesora de geografía. Trabajaba con chicas de buena posición social, pero no le eran ajenos la pobreza y el sufrimiento que otros padecían en la ciudad. De hecho sintió una nueva llamada: “Dios quería que yo fuera pobre y lo amara en las desgarradoras condiciones de los más pobres entre los pobres”.
Le fue concedida la exclaustración y tomó un nuevo hábito: un simple sari blanco con bordes azules, y la cruz del Rosario. Vivió en los barrios de chabolas de Calcuta, como una vagabunda. Pasó hambre, pidió y no le dieron, la echaban de algunos lugares… Dudó mucho, pero oraba incansablemente. Sólo así podía dar sentido al sufrimiento que acompañaba, compartía y sentía, en el servicio a los leprosos, los moribundos, los niños y niñas paupérrimos… “El que no sirve para servir, no sirve para vivir” y el servicio a veces rompe al encontrarse con la injusticia.
Confiaba plenamente en la Providencia. Si Dios lo quería, Él daría los medios. Nunca se consideraba autora de sus actos, sino instrumento en manos de Dios. Reconocía al crucificado en cada persona que sufría y a la que se acercaba en silencio, porque era el mismo Cristo sediento. Dios del mundo, Dios que sale del templo… Así lo descubrió dialogando con sabios hindúes, en la oración.
Teresa conversaba mucho con las demás hermanas, sobre el yo profundo, sobre la reencarnación, sobre cómo leer las religiones en clave ecuménica. Conocía a cada una como si fueran sus hijas, a pesar de todas las que eran ya repartidas por el mundo.
Fue criticada por aceptar dinero de jefes de estado que violaban los Derechos Humanos, por rechazar en aras a la humildad aquello que con tanto cariño le preparaban los que la acogían en sus viajes, por negarse a cualquier tipo de planificación familiar, más que la meramente natural... A veces se defendía; a veces callaba.
En su vida espiritual se hace patente la noche oscura, el silencio, el vacío de Dios. Había un claro distanciamiento entre ellos. No le siente, no se emociona. Quizá ya no le hiciera falta la fe, porque Dios se había hecho evidente; quizá era una respuesta de Dios al orgullo que podría haberla llevado hasta donde estaba… Permanecía con sus hermanas, en las oraciones, pero las palabras no tenían sentido. Le costaba en su soledad pero, sobre todo, le dolía en comunidad. ¿Quién le daría la fuerza, si todo era de Él? Le conmovían los recuerdos de instantes de plenitud. Dudaba de la obra y de haber llevado hasta allí a tantas personas. Con el tiempo, integró la noche como parte de su fe. Cristo continuaba en ella su agonía. Fueron 50 años de silencio de Dios.
En los últimos momentos de su vida, cuando los médicos se planteaban qué medidas tomar para evitar la muerte, decía: “Dejadme morir como los pobres a los que he servido”.
Murió en 1997 y fue beatificada por Juan Pablo II en el año 2003. Madre Teresa anunciaba que es preciso amar hasta el dolor y que si duele, es buena señal. Decía: “No deis sólo lo superfluo: dad vuestro corazón”. ¿Estoy dispuesto a vivir la radicalidad del amor? ¿Dejaré de medir y de preguntarme cuánto amar, para sólo cuestionarme cómo mejor amar? ¿Creo que esto es parte fundamental de mi fe en Jesús de Nazaret?

Muy recomendable leer Ven, sé mi luz. Las cartas privadas de ‘la Santa de Calcuta’, seleccionadas por el padre Brian Kolodiejchuk, postulador de la causa para la beatificación de Madre Teresa.

Tomado de Pastoralsj

lunes, 21 de octubre de 2013

LAS PIEDRAS QUE NOS HABLAN


“Las piedras que nos hablan: itinerario de fe por los monumentos de Salamanca” se inserta dentro de las actividades organizadas por la Compañía de Jesús en Salamanca, la Parroquia de El Milagro de San José y la Comunidad de Vida Cristiana (CVX en Salamanca) con motivo del Año de la Fe.
Queremos ofreceros un paseo diferente por las calles de Salamanca, mirando las piedras de nuestros monumentos y dejando que ellas nos hablen de la Fe que han ido transmitiendo a lo largo de los siglos a los miles de hombres y mujeres que han pasado ante ellas.
Esta experiencia está dirigida principalmente a universitarios y jóvenes profesionales, y existen plazas limitadas.
“Las piedras que nos hablan: itinerario de fe por los monumentos de Salamanca” tendrá lugar el domingo 27 de octubre de 2013 de 17 a 19 h.
¡Anímate, te esperamos! Puedes inscribirte a través de la página web o del código QR.

jueves, 17 de octubre de 2013

BODA DE ALMUDENA Y ANDRÉS

El próximo sábado 19 de octubre, a las 17:30 h. en la Parroquia del “Milagro de San José”, Andrés, compañero de Comunidad, y Almudena, se casan. Desde la CVX en Salamanca os deseamos lo mejor. Que seáis felices y que el Señor os siga bendiciendo como hasta ahora.
 


BENDICIÓN IRLANDESA

Que los caminos se abran a vuestro encuentro,
que el sol brille sobre vuestro rostro,
que la lluvia caiga suave sobre vuestros campos,
que el viento sople siempre a vuestra espalda.
Que guardéis en vuestro corazón, con gratitud,
el recuerdo precioso de las cosas buenas de la vida.
Que todo Don de Dios crezca en vosotros
y os ayude a llevar la alegría a los corazones de cuantos amáis.
Que vuestros ojos reflejen un brillo de amistad,
gracioso y generoso como el sol,
que sale entre las nubes y calienta el mar tranquilo.
Que la fuerza de Dios os mantenga firmes,
que los ojos de Dios os miren,
que los oídos de Dios os oigan
que la Palabra de Dios os hable,
que la mano de Dios os proteja,
y que Dios os tenga, y nos tenga a todos,
en la palma de su mano.