lunes, 24 de julio de 2017

IGNACIO, EL PEREGRINO

Con la palabra peregrino se autodesigna Ignacio en su Autobiografía, también llamada por eso el “Relato del peregrino” y así firma también alguna de sus cartas. No es ciertamente la imagen más frecuente con la que ha pasado Ignacio a la historia, porque tampoco ha sido la imagen más frecuente que ha circulado entre los mismos jesuitas. Y todo porque su Autobiografía fue rápidamente retirada y prohibida por razones internas no muy convincentes.
No se edita –en latín– hasta mediados del siglo XVIII, y no ve definitivamente la luz –en el original castellano-italiano– hasta comienzos del siglo XX. Será a partir de mediados de este siglo cuando empieza a estudiarse y divulgarse entre los jesuitas, y a ser considera una obra fundamental e imprescindible si se quiere conocer a fondo la personalidad de Ignacio. (Puede verse una edición actualizada aquí)
Esta imagen con la que Ignacio se describe a sí mismo –profundamente humana y sencilla- es muy distinta de la que fue brotando en otros círculos más o menos cercanos, de un Ignacio firme y severo, instigador en los ámbitos políticos y eclesiásticos y fundador de una gran Orden religiosa de carácter eminentemente militar… Nada de eso aparece en el sincerísimo relato que él hace de sí mismo. Fue, simplemente, un peregrino, desde su conversión hasta el final de su vida. Y lo fue, no sólo físicamente, por los miles y miles de kilómetros que recorrió, sino sobre todo por ese otro peregrinaje interior que le fue llevando desde el “hombre dado a las vanidades del mundo” hasta aquél que tuvo como único norte “la mayor gloria de Dios”.
Es muy conocida la resistencia con la que Ignacio se opuso a contar su vida a pesar de la insistencia de algunos de sus primeros compañeros porque lo hiciera. ¿Lo hacía por pudor? ¿Por humildad? ¿Por qué pensaba que algunas cosas de su vida no eran muy edificantes? Sólo un argumento le animó a hacerlo, aunque fuera de una manera un poco extraña. El argumento ante el que se rindió fue el de que contar su vida era como fundar la Compañía de Jesús, y lo extraño estuvo en que él no la escribe con su puño y letra, sino que se la fue narrando a Gonçalves da Câmara, un compañero portugués con el que vivía en la misma casa desde hacía tiempo, el cual iba escribiendo inmediatamente y con gran precisión lo que Ignacio le iba contando. Es en ella donde aparece con fuerza la imagen de peregrino, aunque no es la única y haya que completarla con otras imágenes que aparecen también en su Autobiografía.
Luis María García sj en Espiritualidad Ignaciana

lunes, 17 de julio de 2017

DE TRONOS, ESPERANZAS, JUEGOS, PROTAGONISTAS Y ESPECTADORES

La expectación es máxima. La penúltima temporada de Juego de Tronos se estrena al fin, y con este estreno el universo creado por George R. R. Martin está cada vez más cerca de ofrecernos un final a las tramas que llevamos tiempo siguiendo.
Estos días pensaba que no deja de resultar curioso el enorme interés que ha suscitado el estreno. Los tráileres que se publicaron hace poco han sido analizados fotograma a fotograma, y las medidas de seguridad para evitar los temidos spoilers son extremas. Y si digo que me resulta curiosa la expectación que vivimos los seguidores de la serie ante este estreno es porque si algo nos dejó el final de la sexta temporada fue a los protagonistas esperando los cambios que ya se veían imparables en su propio mundo. De algún modo en estos días se ha roto la cuarta pared y seguidores y personajes hemos compartido un sentimiento común de espera.
Y siendo una situación común, no deja de ser muy distinto lo que sentimos. Dejamos a nuestros personajes favoritos a la espera de un mundo mejor, más adecuado a sus propios ideales y formas de entender su particular universo de ficción. Algunos más nobles y otros decididamente egoístas y malévolos. Y nosotros, sus fieles seguidores, sin embargo, hemos andado suspirando por más entretenimiento, por una nueva dosis de ficción que nos relaje, nos aleje de nuestra cotidiana realidad y nos descanse.
Sin embargo, en la vida real nosotros no somos los espectadores, sino los protagonistas. Y somos nosotros los que esperamos un mundo concreto (mejor o peor, lleno de ideales o de intereses egoístas). La espera es algo que todos vivimos. Y te ayuda, te hace alimentar la ilusión por lo nuevo, lo que está por venir. Ahora son meses de parón, descanso, vacaciones… En espera de lo que venga en septiembre. Lo que te traerá el curso nuevo. Puedes preguntarte cómo es tu espera. Si está cerca de la esperanza que activa, moviliza o puede que más bien te dejes llevar por los nervios del consumir algo nuevo, de probar sin compromiso, de alimentarte. En definitiva, si te pasas la vida esperando un capítulo nuevo o te mueves hacia aquello que esperas.
Alvaro Zapata sj en Pastoralsj

miércoles, 5 de julio de 2017

COMPROMISO PERMANENTE CVX

 
Desde CVX en Salamanca queremos compartir con vosotros la enorme alegría que supone para nosotros el Compromiso Permanente de nuestro compañero Benito Marín y os invitamos a acompañarnos en la celebración, el domingo 9 de julio, a las 19 h. en la Capilla San Estanislao (PP. Jesuitas), Paseo de San Antonio 14.
 

lunes, 3 de julio de 2017

NUEVA WEB DE PASTORAL MAG+S

El pasado 4 de junio, coincidiendo con la festividad de Pentecostés, se estrenaba la nueva web MAG+S, del área de Pastoral ignaciana para jóvenes de 18-30 años, universitarios o profesionales.
Con ella se completa un tríptico de páginas web de la Compañía de Jesús orientadas hacia estas edades, aunque a veces las trasciendan:
Pastoralsj: reflexiones, comentarios, materiales varios.
MAG+S: mapa de comunidades y grupos de la Red MAG+S, experiencias y actividades, testimonios.
Ser Jesuita: vocación en clave actual, personas de hoy y ayer y mañana...
En la nueva web de MAG+S se explica el significado de esta palabra: MAG+S es un “IR A MÁS” … no acomodarse en lo ya conocido o conseguido, sino buscar vivir con intensidad y dar el máximo de uno mismo. Es un “MÁS AÚN” … que indica un estilo de vida propio, cristiano, marcado por la fe en Jesús.
Las experiencias MAG+S ocupan mucho espacio del nuevo dominio. Se ofrecen a los jóvenes junto a otras órdenes religiosas femeninas de espiritualidad ignaciana y con la Comunidad de Vida Cristiana (CVX). Y van desde peregrinaciones a Javier o Tierra Santa, cursos de fe y Política, Ejercicios Espirituales, hasta campos de trabajos (en el Sur o en las periferias de nuestra sociedad), o experiencias de fe a través de la música y el teatro.
Además, la página incluye un mapa de comunidades de vida cristiana juveniles. Así, cualquier joven puede encontrar en su lugar de residencia con qué comunidad puede vivir desde la perspectiva MAG+S, junto a otros jóvenes.
Por último, junto con la oferta de todas estas experiencias y la presentación de los grupos MAG+S, a final de mes, estará operativo el enlace “hazte MAG+S” que permite a los jóvenes que lo deseen, formar parte de esta red a través de la cuál recibir propuestas actualizadas y noticias relevantes.
No dejes de visitarla en: http://www.magis.es/

lunes, 26 de junio de 2017

MEMORIA AGRADECIDA Y NUEVO CONSEJO DE CVX EN SALAMANCA

 
 
El pasado sábado, 24 de junio, celebramos nuestra Asamblea final del curso 2016-2017. Fue un tiempo para hacer memoria agradecida de lo vivido y caminado juntos a lo largo de los últimos meses.
En esa Asamblea también elegimos a nuestro nuevo Consejo Local, al que enviamos con la misión de acompañar, servir y cuidar a la CVX en Salamanca.
 
 
De izquierda a derecha: Andrés Sánchez (secretario), Mayte Petisco (tesorera), Jesús Pombo (presidente), Isabel Santos M. (vicepresidenta) y Teo García sj (asistente). En la foto falta Isabel Santos A. (encargada de formación).
Aprovechamos para dar las gracias a nuestras compañeras Raquel y Mª Ángeles por su disponibilidad los últimos cuatro años para formar parte del Consejo.

sábado, 24 de junio de 2017

CORAZÓN DE MARÍA


María será la discípula que conserva la palabra de Dios (esa palabra-espada) en su corazón. Como solo la mujer sabe hacerlo, guardará ese tesoro en su interior, y vencerá amorosamente las pruebas del escándalo, de la pobreza, del destierro, de la desbandada de los apóstoles, de la cruz. El poder de las tinieblas no consigue derrotar a Jesús. El dragón apocalíptico tampoco puede con esta mujer (Ap 12,17). María resiste. Ni las aguas torrenciales (…) podrán anegar su compromiso de amor (Ct 8,7).
Lo que ocurre en María es esencial para la obra de Jesús. El símbolo del corazón se orienta hacia una relación, hacia otro corazón con el que engarzar un diálogo de amor. El corazón, como el amor, pide respuesta, para un encuentro de afecto, de cuerpo, de alianza.
Javier Álvarez-Ossorio sscc

viernes, 23 de junio de 2017

CORAZÓN DE JESÚS

Queridos hermanos, amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que Dios envió al mundo a su Hijo único, para que vivamos por medio de él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo como víctima de propiciación por nuestros pecados.
Queridos, si Dios nos amó de esta manera, también nosotros debemos amarnos unos a otros. A Dios nadie lo ha visto nunca. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud. En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros: en que nos ha dado de su Espíritu. Y nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre envió a su Hijo para ser Salvador del mundo. Quien confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. Y nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios, y Dios en él.
1 Jn. 4, 7-16
 

lunes, 19 de junio de 2017

ASAMBLEA FINAL CVX EN SALAMANCA

El próximo sábado 24 de junio celebraremos nuestra Asamblea final del curso 2016-2017.
El desarrollo de la misma tendrá cuatro momentos. Uno primero de mirar, con el corazón agradecido, nuestro caminar como Comunidad a lo largo de los últimos meses.
Un segundo momento será compartir lo vivido en el II Encuentro de Provincia de la Compañía de Jesús que tuvo lugar en Loyola el pasado mes de abril, así como el proceso de discernimiento que está llevando a cabo la Plataforma Apostólica Local de Salamanca, de la cual nuestra Comunidad forma parte.
El tercer momento estará dedicado a la tesorería. Este año queremos dedicarle un tiempo más largo y de calidad que en otras ocasiones.
Y, finalmente, el cuarto momento será la elección del nuevo Consejo Local de CVX en Salamanca. 
Terminaremos la tarde ofreciendo todo lo vivido en la Eucaristía (20 h.) y en nuestra tradicional cena, en la que seguiremos compartiendo vida.

martes, 13 de junio de 2017

PROYECTO DIACONÍA: INSTITUCIONALIZAR LA MISIÓN CVX-E

video

El fin de semana del 2 al 4 de junio, el Consejo Ejecutivo de CVX en España celebró entre Sevilla y Jerez su última reunión del curso. Uno de los temas centrales del encuentro fue avanzar en la preparación de la Reunión Superampliada y Foro de Presidentes (a celebrarse desde el 29 de septiembre al 1 de octubre de 2017 en Madrid), que supondrá el punto de arranque oficial del Proyecto Diaconía: institucionalizar la misión CVX-E.
Interpelados por la petición de Jesús, "dadles vosotros de comer" (lema de la próxima Asamblea Mundial Argentina 2018), se quiere ayudar a la comunidad a reflexionar sobre cómo estamos respondiendo a la misión encomendada, y si estamos siendo capaces de poner en común nuestros “panes y nuestros peces”, nuestros dones y capacidades, para que en las manos del Señor se multipliquen y puedan servir de alimento para todos. El Proyecto Diaconía quiere ser un tiempo de preparación al discernimiento en nuestra próxima Asamblea de 2019 sobre los medios y los "cómos" que necesita una misión a la que queremos responder como Cuerpo y no de manera individual.
En el vídeo que acompaña esta entrada podéis conocer más del Proyecto Diaconía: institucionalizar la misión CVX-E.

lunes, 12 de junio de 2017

SAN JUAN DE SAHAGÚN

 
 
Hoy 12 de junio celebramos la fiesta de San Juan de Sahagún, patrón de Salamanca.
Se celebrará la fiesta solemne con una eucaristía presidida por nuestro obispo D. Carlos a las 12:00 h. del mediodía en la Catedral Nueva, donde en su altar, en una de las urnas de plata, descansan los restos del santo agustino.

lunes, 5 de junio de 2017

TIEMPO ORDINARIO


Tras la celebración de la fiesta de Pentecostés, retomamos el Tiempo Ordinario.
Los portugueses llaman a este tiempo Tempo comum… Tiempo común, de todos y para todos.
Que el buen Dios nos aleje de lo ordinario, que hagamos de nuestro tiempo un tiempo para todos.
Que vivamos el Tiempo Ordinario como el más extraordinario de los tiempos…
Fuente: Pastoralsj

lunes, 15 de mayo de 2017

CARTA DEL PRESIDENTE A LA COMUNIDAD MUNDIAL CVX

Mauricio López, presidente del Consejo Ejecutivo Mundial de la CVX, nos ha enviado a la toda la Comunidad Mundial una nueva carta con la convocatoria a la Asamblea Mundial CVX 2018 en Buenos Aires, del 22 al 31 de julio.
  • El Tema: “CVX, un regalo para la Iglesia y para el mundo”.
  • El pasaje de la Escritura: “¿Cuántos panes tienen? Vayan a ver” (Marcos 6, 38)
  • La Gracia que pedimos al Señor en nuestra Asamblea: “Deseamos mayor profundidad e integración en la vivencia de nuestro carisma CVX en el mundo de hoy”.
Queremos celebrar la gracia jubilar de los primeros 50 años de nuestro caminar como CVX (1967-2017), uniendo este festejo a la invitación a prepararnos como UNA comunidad para nuestra Asamblea Mundial que se llevará a cabo en Buenos Aires, Argentina en Julio de 2018. Que todos en CVX nos adentremos en el misterio del Dios que se revela en medio del mundo. Misterio presente en nuestros 50 años de camino CVX, sabiendo que todavía queda mucho por escribir y muchas dudas por resolver, pero dejándonos llevar por ese llamado a unificarnos dentro de este proyecto universal de reino.
 

jueves, 11 de mayo de 2017

RETIRO CVX EN SALAMANCA

Tenemos la certeza de que los retiros hacen mucho bien a nuestra Comunidad. Son tiempos para parar, encontrarnos, hacer oración personal y compartir en comunidad. Este retiro de mayo va a ser el momento de ir concretando nuestro Proyecto Apostólico. Continuaremos así el proceso iniciado durante el verano con la oración y la puesta en común que tuvo lugar en la Asamblea de inicio de curso y que se prolongó con el retiro de noviembre en Toro. En el Retiro vamos a tener un tiempo privilegiado para ponernos de nuevo a la escucha del Señor, para compartir unos con otros lo que Dios va inscribiendo en nuestros corazones, para buscar juntos su voluntad en nuestras vidas.  Esto lo queremos vivir desde el agradecimiento por el camino recorrido como comunidad, por todo lo que el Señor ha ido haciendo con nosotros en estos años, pero también deseando ver a qué nos llama en este momento concreto porque sabemos que es tiempo de ponerse en ruta.
Esta concreción de nuestro proyecto va a marcar sin duda los próximos años de la vida comunitaria y la de cada uno de nosotros, por ello es importante que todos seamos conscientes y participemos, en la medida de las posibilidades de cada uno, en este momento privilegiado de retiro, discernimiento y escucha comunitaria al Padre.
En esta ocasión nuestro retiro será en Mota del Marqués (Valladolid), en la Casa de Espiritualidad de la Compañía del Salvador.

miércoles, 10 de mayo de 2017

SAN DAMIÁN DE MOLOKAI

Este miércoles 10 de mayo celebramos la fiesta de San Damián de Molokai. En este día de su fiesta os proponemos acercarnos a su vida, a su corazón de servidor, para que ilumine nuestras vidas y se hagan cada día más fecundas.
“Esta vida impresionante no puede dejarnos indiferentes. Es uno de los casos en que uno comprueba cómo el grano que muere puede ser fecundo, y que es posible dar la vida por amor, sin retorno ni recompensa. Una entrega como la de Damián arrastra más que centenares de prédicas. A todos nos desinstala, y uno se pregunta al pensar en él, qué ha hecho con su vida. La vida sólo vale para entregarla, y entregarla a los más pequeños y sufrientes”. (Pablo Fontaine ss.cc.)
Continúa leyendo en Somos Contigo - Religiosas SS.CC.

lunes, 8 de mayo de 2017

MEJOR 2

Todos tenemos la oportunidad de ser solidarios en nuestra declaración de la renta. Cuando marcas conjuntamente las casillas de Iglesia Católica y de Fines Sociales estás aportando el 1,4% de tus impuestos al sostenimiento de la Iglesia y a apoyar proyectos de atención a personas en situación de pobreza y exclusión.
Recuerda que se pueden marcar ambas casillas y que no tendrás que pagar más ni te devolverán menos.
En tu próxima declaración de renta... Mejor2.

martes, 2 de mayo de 2017

MES DE MAYO, MES DE MARÍA

A veces no sabemos hacia dónde mirar para saber cómo responder a eso que Tú, Señor, quieres de nosotros. Necesitamos pistas, referentes, modelos. Se nos olvida que has ido poniendo en nuestro camino personas concretas que nos hacen llegar tu proyecto; que nos transmiten que es real ya en nuestros días. Pero esas gentes no hablan de ellas mismas: hablan de ti, nos recuerdan a tu forma de pasar por el mundo, o tal vez a María. Mirémosla a ella, la madre buena, la “buena pastora”, la maestra: por su intuición, por su fidelidad a la voluntad de Dios.
Propuesta de oración de Pastoralsj

lunes, 1 de mayo de 2017

1º DE MAYO

Celebramos el 1º de Mayo, la fiesta más importante para el mundo obrero, en el que las trabajadoras y trabajadores de todo el mundo nos unimos para manifestarnos y reivindicar trabajo y mejores condiciones laborales.
Expresiones como: «he llegado a trabajar hasta 17 horas en un día», «cada viernes me dan los turnos de la próxima semana», «tengo un contrato que empieza y termina en el mismo día», «es lo que hay», en boca de Inés, David, Adrián…, son cada día más frecuentes y hacen que el presente y el futuro de las trabajadoras y trabajadores sea incierto, ya que nos lleva al conformismo y a vivir eternamente instalados en la precariedad laboral.
A menudo escuchamos que hemos salido de la crisis, que la economía ha mejorado y que se está creando empleo. Escuchamos menos que esta bajada del desempleo lleva consigo precarización y pérdida de derechos: temporalidad, inestabilidad, falsos autónomos, horas extras no remuneradas y más pobreza. Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en abril el paro bajó en 48.559 personas, muy pocas comparadas con las 3.702.317 que continúan aún registradas en las oficinas de empleo, llevándose la peor parte las mujeres y las personas jóvenes.
Apenas se dice tampoco que tener trabajo no es garantía hoy de poder vivir con dignidad. Los denominados «trabajadores pobres», los nuevos excluidos del siglo XXI, representan ya el 14,8%, mientras que el 22,1% de las personas de nuestro país se encuentra ya en riesgo de pobreza y exclusión. (Informe Análisis y perspectivas 2016. Fundación FOESSA, Cáritas. Nov 2016).
Asistimos a la globalización de la economía, no hay fronteras para el capital, sin embargo, levantamos muros y fronteras para las personas. Ante esto, es urgente tender puentes, poner en el centro a la persona.
El papa Francisco hace énfasis, en la Laudato si’ (127-128), que el ser humano debe estar en el centro de la vida y también nos recuerda que «sin trabajo la dignidad está herida» (Terni, 20.03.14).
La JOC y la HOAC, como Iglesia encarnada en el mundo obrero y del trabajo, manifestamos que es urgente y necesario abordar la situación del trabajo desde todos los ámbitos de la sociedad. Creemos que, solo con el esfuerzo de todas y todos, podremos recuperar derechos y darle la importancia que tiene el trabajo como elemento central en la vida de las personas.
Estamos convocados a ofrecer una respuesta social conjunta y trabajar para:
Promover el trabajo decente. Un trabajo que respete los derechos de las trabajadoras y trabajadores, asegurando un salario justo y seguridad en el puesto de trabajo.
Acceso al trabajo para todas y todos. Ante la situación que estamos viviendo, creemos importante que toda persona tenga acceso a un empleo digno que respete la vocación y que nos permita sentirnos partícipes de la construcción de la sociedad.
Evitar la discriminación. Aunque se haya avanzado en el reconocimiento de igualdad de derechos, hay que dar pasos e integrar a los diversos colectivos en el mundo del trabajo, y cuidar la no discriminación de personas por razón de género, discapacidad, país de origen, orientación sexual, etnia, raza, religión…
Garantizar la protección social. Que asegure la protección de las familias y mejore las perspectivas de desarrollo personal e integración social. Y al mismo tiempo priorizar la necesidad de una renta de ciudadanía que garantice su protección.
Repensar la participación y la conciliación. Que dé libertad para que las personas expresen sus opiniones, se impliquen y participen en las decisiones que afectan a la organización del trabajo. Un trabajo que nos permita conciliar la vida laboral y familiar y el desarrollo de las necesidades culturales y espirituales, así como el compromiso militante como ciudadanos comprometidos.
Reconocer los trabajos de cuidados. Debemos seguir avanzando hacia un sistema en el que no solo los trabajos «productivos» sean reconocidos socialmente como trabajo, sino también los trabajos de cuidados que posibilitan la vida (el cuidado de niños y personas mayores, la atención a la dependencia, el cuidado de la naturaleza…).
Dialogar sobre el presente y futuro del trabajo. Es necesario y urgente sentarnos en una mesa de diálogo donde gobiernos, empresarios, sindicatos y otras organizaciones sociales reflexionemos sobre el sentido humano y humanizador del trabajo y cómo necesitamos organizar el trabajo, así como medios para que el trabajo y el sistema de producción tengan como objetivo la justicia social.
Jesucristo, Buena Noticia para las mujeres y hombres de hoy, dedicó su vida a anunciar un mundo nuevo, el Reino de Dios que estamos llamados construir aquí y ahora. También nosotros, aun siendo conscientes de la situación que vivimos, anunciamos y ponemos nuestra esperanza en los pequeños cambios que están dando en la sociedad (consumo responsable, economía de comunión, cuidado de la creación…) que, como la semilla o la levadura en la masa, transforman la realidad en los barrios, en nuestros trabajos, en la calle y en nuestras casas.
Estas pequeñas semillas que hoy construyen Reino pueden inspirarnos para tender puentes y crear un mundo entre todas y todos donde se respete la dignidad de la persona y el derecho a un trabajo decente.
Manifiesto de la HOAC y JOC con motivo del Día Internacional del Trabajo 2017

martes, 25 de abril de 2017

PASCUA SALAMANCA 2017


Ponerse en ruta es salir de nuestro propio querer e interés, es dejar nuestra zona de confort y salir al encuentro del otro y del Señor.
Del 12 al 16 de abril se celebró en Salamanca la Pascua, en la que se reunieron más de 100 personas entre niños, jóvenes profesionales y familias jóvenes que tuvieron la oportunidad de vivir y celebrar juntos la Pasión, muerte y Resurrección del Señor.
Esta experiencia, ofrecida por la Compañía de Jesús, las Hijas de Jesús y CVX ha sido un tiempo de encuentro, de sanación, de dejarnos tocar por la Vida que, como la primavera, brota en cada esquina del Camino.
Encuentro entre CVX y los que no lo son; entre hombres y mujeres de casi toda España, muchos hasta entonces desconocidos pero que han podido crear una verdadera comunidad en ruta; encuentro entre miembros de la familia ignaciana que desde un sentir común son capaces de construir un proyecto ilusionante; pero sobre todo con el Señor muerto y resucitado que sale a nuestro encuentro y toca nuestro corazón. Y de esa forma nos sana, nos reconcilia y nos envía al Mundo para dar fruto, y fruto en abundancia.
Ahora ya estamos en nuestra Galilea particular, pero hemos vuelto transformados, con el corazón lleno de nombres y con la confianza de que la alegría de la Resurrección, la verdadera alegría, nos hará permanecer en ruta.
Y desde Galilea, es tiempo de agradecer. En primer lugar al Señor, que ha estado grande con nosotros, pero también a todos los que desde Sevilla, Córdoba, Cabra, Albacete, Barcelona, Bilbao, Donostia, Valladolid, Béjar, Madrid y Salamanca han participado. Gracias al equipo de preparación; a José Yruela sj por los puntos para la oración de cada mañana, a los monitores de la Pascua Infantil, a la Parroquia de El Milagro de San José y a la comunidad de servicio, integrada por miembros de la CVX en Salamanca, por enseñarnos, con su alegría y disponibilidad, a hacer realidad el en todo amar y servir.
¡Nos seguimos encontrando en el Camino!
 
 
 
 

 

sábado, 15 de abril de 2017

SÁBADO SANTO

Imagen de la Piedad, de Luis Salvador Carmona, que procesiona en Salamanca en la madrugada del Viernes Santo
Conocía la noche de la fe, pero nunca creí que fuera tan profunda. Ni una sola ventana con luz, sólo creer, esperar, cerrar los ojos, entrar en la cuesta arriba. Sí, ayer cuando la losa cayó tras de su cuerpo, nada de ángeles, nada de voces del Padre. Sólo la noche y el sonar de los latigazos en los oídos, y las carcajadas, y las blasfemias y las risas, el golpe final de la piedra, cerrándose.
¡Qué lejos ahora lo de Belén y aun las pequeñas angustias de Nazaret cuando él se alejaba! Entonces ¿es esto ser una madre? En la noche no hay nada. Sólo la noche. Y la certeza de que el sol está al fondo y volverá mañana.
Pero, ¿por qué se ha de salvar siempre con sangre? ¿Es que son tan hondos los pecados del hombre que sólo pueden borrarse con manos y frente desgarradas? No, no le hubierais reconocido ayer si le hubieseis visto subir por la pendiente. Las madres sí; olemos a los hijos desde miles de kilómetros, porque no es verdad que salgan nunca de nosotros. Están fuera, caminan, lloran, triunfan, viven, pero no es verdad; siguen estando dentro. Ayer el calvario estaba más en mi seno que en Jerusalén, clavaban dentro, mar­tilleaban dentro.
Por eso no hubo nadie junto a él. Juan, Magda­lena... todos estaban sin estar. Y hasta el Padre se fue y nos dejó solos.
Pero hubo algo más horrible todavía, algo que no he logrado entender, que acepto a ciegas, sólo porque él lo hizo: ¿Por qué no me miró?, ¿por qué en los últimos minutos no se volvió hacia mí? Estábamos unidos, sí, pero los dos entramos solitarios en la muer­te. Creédmelo: esperé hasta el último minuto su mi­rada. Y no me la dio. Vi doblarse su cabeza y supe que pensaba en quienes le habían abandonado: el Pa­dre y los hombres. Fue entonces, y no cuando los martillazos, cuando yo di mi vida.
Después de muerto volvió a pertenecerme. Qui­tando sangre, espinas, barro, fui reconquistando su cuerpo, y, si cerraba los ojos, podía pensar que le estaba lavando otra vez como cuando era niño. Le hablé como entre sueños. Y me pareció como si me entendiera.
Ahora ha vuelto la calma. La calma nocturna, pero calma al cabo. Ya sólo queda esperar y ver la puerta que se abre y sus ojos que brillan. Me gustaría que viniera con las heridas. Serían un buen recuerdo de este segundo parto en que le he dado a luz mucho más que la primera vez.

José Luis Martín Descalzo
“Apócrifo de María

viernes, 14 de abril de 2017

VIERNES SANTO

Imagen Cristo de los Cálices, de Juan Martínez Montañés. Catedral de Sevilla

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.
No me tienes que dar porque te quiera, 
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

miércoles, 12 de abril de 2017

MIÉRCOLES SANTO

Imagen del Cristo de la Agonía Redentora, que procesiona en Salamanca en la madrugada del Miércoles al Jueves Santo

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh, buen Jesús!, óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me aparte de Ti. 
Del enemigo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame.
Y mándame ir a Ti.
Para que con tus santos te alabe.
Por los siglos de los siglos. Amén.

martes, 11 de abril de 2017

MARTES SANTO

Imágenes del Cristo de la Luz y Nuestra Señora Madre de la Sabiduría, que procesionan en Salamanca la noche del Martes Santo

El Señor es mi luz y mi salvación,
¿a quién temeré?
El Señor es la defensa de mi vida,
¿quién me hará temblar?
Cuando me asaltan los malvados para devorar mi carne,
ellos, enemigos y adversarios,
tropiezan y caen.
Si un ejército acampa contra mí,
mi corazón no tiembla;
si me declaran la guerra,
me siento tranquilo.
Espero gozar de la dicha del Señor en el país de la vida.
Espera en el Señor,
sé valiente, ten ánimo,
espera en el Señor. 

Sal 26, 1. 2. 3. 13-14

lunes, 10 de abril de 2017

LUNES SANTO

Imagen del Cristo de los Doctrinos, que procesiona en Salamanca la noche del Lunes Santo

Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido, a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu, para que promueva el derecho en las naciones. No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pabilo vacilante no lo apagará. Promoverá fielmente el derecho, no vacilará ni se quebrará, hasta implantar el derecho en la tierra, y su ley que esperan las islas. Así dice el Señor Dios, que creó y desplegó el cielo, afianzó la tierra con su vegetación, dio el respiro al pueblo que la habita y el aliento a los que se mueven en ella. Yo, el Señor, te he llamado para la justicia, te he tomado de la mano, te he formado y te he hecho alianza de un pueblo, luz de las naciones. Para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión y de la cárcel a los que viven en tinieblas.

Isaías 42, 1-7

viernes, 7 de abril de 2017

XIV ESTACIÓN: JESÚS ES SEPULTADO

“Fue crucificado, muerto y sepultado...”. Este es el momento en el que humanamente creemos que todo se ha acabado, que el final ha llegado y que ya no hay esperanza. La muerte ha vencido.
Esto sucedió hace 2.000 años, pero hoy ¿somos conscientes de las veces en las que sepultamos a Dios en nuestra vida? ¿Tomamos conciencia de los momentos en los que escondemos a Dios con nuestras actitudes, con nuestras acciones, con nuestras omisiones?
Frente al sepulcro, sintiendo la ausencia, la soledad, el corazón desgarrado por tanto dolor, nos preguntamos: ¿qué hemos hecho por Cristo? ¿Damos razones de esperanza? ¿Somos sus manos y sus pies?
El sepulcro es la última etapa de Cristo en su vida terrena; es signo de su sacrificio total por nosotros y por nuestra salvación. Muy pronto este sepulcro se convertirá en símbolo de resurrección.
La piedra del sepulcro abierta, movida, nos recuerda que a pesar de creer que todo se ha acabado, siempre hay un mañana, una esperanza.
¿Somos signos de esperanza para otros? ¿Creemos en la resurrección? ¿Confiamos?

María Noel Lamelas y Tucho Fraga, CVX en A Coruña


jueves, 6 de abril de 2017

XIII ESTACIÓN: JESÚS MUERTO EN BRAZOS DE SU MADRE

¿Y ahora qué, mi Señor? ¿Era esto lo que me prometió aquel ángel? Llegó a mí, me llamó “favorecida”, me anunció un hijo que sería “Hijo del Altísimo”. Este hijo destrozado que ahora recojo de la cruz.
Dichosa yo, que creí. Que me fie de lo que tuviera que venir. Tantos años de ver crecer al niño, guardando en el corazón dudas y asombros. ¿Y ahora qué?
Llevé a este niño en mi vientre, noté sus patadas, el primer latido de su corazón tan grande. Le enseñé a hablar para que contara bienaventuranzas; le enseñé a caminar para que llevara ese mensaje de una orilla a otra del Lago; calmé sus noches de llanto para que llevara consuelo a los afligidos; cuando llegaba a casa con las rodillas en carne viva después de jugar con sus amigos, curé esas heridas para que él sanara a los enfermos. Yo, que fui su cuna y su arrullo, ahora lo abrazo roto en mi regazo. Y sólo puedo ofrecerle ser sudario.
La única promesa que entiendo ahora es la de aquel anciano medio ciego, que vio para mí una espada atravesando mi corazón. Aquí está esa espada. No cabe un dolor mayor. ¿Qué padre o madre soportará ver morir a su hijo? ¿Qué grandeza hay en esto?
A mi lado la madre en Alepo, que con el cuerpo trata de cobijar a su niño mientras llega otro bombardeo. Conmigo los que una noche ven marchar de casa a su hija huyendo de Boko Haram. Soy el padre que no tiene lágrimas ya para su bebé mordido por la quimioterapia. Mi dolor junto a la mujer que llora el futuro de su pequeño, a punto de caer en las manos de una mara hondureña.
Duele esta espada, ya lo creo. Y, sin embargo, digo “sí”. Me fío. Mi alma sigue proclamando la grandeza de mi Señor. Mi corazón atravesado mantiene la esperanza en medio de esta tiniebla que nos envuelve ahora. No sé lo que va a pasar mañana, pero lo que tenga que ser, que se haga según la Palabra que me dio mi Señor.
Sinclair, CVX en Valladolid

miércoles, 5 de abril de 2017

XII ESTACIÓN: JESÚS MUERE EN LA CRUZ

Desde que te crucificaron hasta tu muerte, Jesús, transcurrieron tres largas horas que fueron de mortal agonía. Las personas que allí se encontraban, incluidas las autoridades religiosas, comenzaron a ultrajarte volviéndose hacia ti en la cruz. Constantemente, Jesús, estás siendo clavado en la cruz. En este momento de la historia, que vivimos en la oscuridad de tu Padre Dios que es también el nuestro, hay una gran falta de solidaridad y mucho sufrimiento. Quizá tengamos que orar como tú lo hiciste: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen, Padre perdónanos porque no sabemos lo que hacemos”. Tu rostro, Dios, tu rostro aparece difuminado, roto, maltrecho, sufriente e irreconocible.
Poco después, te dirigiste al buen ladrón y le dijiste: “Hoy estarás conmigo en el paraíso”. Fue la primera palabra de Esperanza para el hombre de entonces, de hoy y para cada uno de nosotros. Por eso,  en la cruz te hiciste reconocer dándonos una Esperanza perdida. Tú eres el que sufre y el que ama; por ello podemos preguntarnos dónde nos situamos cada uno de nosotros, como el buen ladrón, ante los millones de seres humanos que sufren acompañándote desde su cruz que es la tuya.
María, tu Madre, se quedó junto a la cruz, no podía ser de otro modo; y con ella, Juan. Acógenos, Madre, en nuestras debilidades, egoísmos, indiferencia; en nuestras miradas hacia otro lado y permítenos acogerte en tu sencillez y en tu amoroso silencio para que seamos capaces en esta hora de oscuridad, turbación y dolor a reconocer el rostro de tu Hijo en todos los que sufren, en aquellos que son despojados de sus derechos, maltratados, vejados y asesinados… Que dirigiéndose al Padre le dicen sin cesar: ¿Por qué nos abandonas? Pero es la oración del que sufre, como también fue la tuya, Jesús.
Cuando llegó la hora de nona, gritaste: “¡Todo está cumplido!”. Toda mi obra de Redención y la misión para la que he venido a la tierra se ha cumplido. Lo demás pertenece a mi Padre e inclinando la cabeza le entregaste el  Espíritu. “El velo del Universo entero se rasgó en dos...”. Te pedimos ser capaces de creer en ti y seguirte en el momento de la necesidad y de las tinieblas que nos rodean en nuestro mundo hiriente y herido. Muéstrate de nuevo al mundo y a todos nosotros en esta hora y así se manifieste tu salvación para toda la humanidad. Amén.
Isabel Muruzábal, CVX en Zaragoza

martes, 4 de abril de 2017

XI ESTACIÓN: JESÚS ES CLAVADO EN LA CRUZ

Hay clavos que unen, que fijados en la madera sirven para construir, son pieza fundamental en esos muebles de antaño que guardan todavía ese olor tan característico y nos traen a la memoria otros tiempos, esos en los que todo era más artesano. Sin embargo, este viernes, los clavos que recordamos son otros, estos son más dolorosos y huelen a sangre, a miedo, a incomprensión. Traspasan madera, pero también carne, sueños e incluso nuestro corazón. Son clavos de ira, de venganza, de no querer escuchar a Dios. Son los clavos que ninguno clavaríamos conscientemente, pero que, de hecho, clavamos en nuestro día a día cuando no actuamos con amor. A nuestra escala son pequeños, algunos no más grandes que un alfiler, pero sumados tienen la fuerza y la potencia de esos clavos que fijaron a Jesús en la cruz.
Puede que, en este momento, estés pensando que no, que tú no has empuñado ese martillo, que no has levantado un dedo que contribuya a la muerte de Jesús, pero ¿de verdad estás seguro?, ¿de verdad puedes decir que no le has negado nunca? ¿que no hiciste nada a ninguno de sus pequeños?, ¿puedes decir que tu indiferencia no le dolió a nadie?, ¿qué en aquella ocasión que miraste hacia otro lado no dejaste que la injusticia se abriera camino?
No te engañes, puede que ni tú ni yo estuviéramos allí y que no claváramos esos clavos, pero hoy, cuando levantamos muros, cuando dejamos de luchar por construir un mundo mejor, cuando el cansancio nos puede y el otro nos importa menos, cuando no queremos escuchar y cargamos contra el más débil, o cuando simplemente somos espectadores de las injusticias, en esos momentos y muchos otros empuñamos ese mazo, y volvemos a dejarle allí, clavado, solo, sin cabida en este mundo.
Hoy más que nunca, es momento de contemplarle, de mirarle a la cara y mirar mi vida. Es momento de guardar silencio y preguntarme cómo hacerme más consciente de esas pequeñas cosas para evitar que en un futuro, esas manos que clavan sean mis manos y esos clavos que perforan sean forjados con mis indiferencias y cansancios…
Ainhoa Torres, CVX Caná - Madrid