jueves, 28 de febrero de 2013

GRACIAS, SANTO PADRE



Gracias, Santo Padre,
por tu servicio de humilde servidor de la viña del Señor
durante estos años de tu ministerio petrino.
Gracias por lo que nos dejas de hondura espiritual,
por tus escritos, tus homilías, por tus palabras.
Gracias por ser humilde
y querernos llevar solamente hacia Jesús.
Gracias por tu valentía
a la hora de afrontar los problemas,
por poner nombre a las oscuridades de la Iglesia
y, al mismo tiempo,
por amarla tanto.
Gracias por tu amor a la liturgia
y a la belleza del Misterio de Cristo.
Ojalá aprendamos de ti a servir humildemente
y a sabernos retirar a tiempo,
sin buscar protagonismos,
en silencio, cuidando nuestra oración.
Gracias por todo lo que nos dejas,
por tu pasión por la caridad,
y gracias por dedicarte ahora a rezar.
Reza por el mundo, por la Iglesia,
reza por todos nosotros,
servidor humilde y bueno.

 Fernando Cordero ss.cc.

viernes, 22 de febrero de 2013

PEREGRINACIÓN EUROPEA CVX



La Peregrinación es una tradición Católica ampliamente consagrada que está desde los comienzos (las raíces) de nuestra Iglesia. En términos generales es una manera de recordarnos que somos esencialmente peregrinos en esta vida. Específicamente en nuestra Espiritualidad Ignaciana seguimos a Jesús en un camino particular bajo la bandera del Rey Eternal. De igual modo, los Ejercicios Espirituales representan un peregrinaje interior dividido en cuatro etapas o “semanas” para encontrar el Amor de Dios y responder a Su llamada.
Como parte de las celebraciones para el año jubilar por los 450 años de las Comunidades Laicas Ignacianas. La CVX propone una Peregrinación en cuatro cortas etapas que comenzará en Lieja, Bélgica y concluirá en Roma el 28 de abril con una Misa Solemne presidida por el P. Nicolás sj, nuestro Asistente Eclesiástico Mundial.
En 1556 Jean Leunis hizo un peregrinaje, desde Lieja (Bélgica) hasta Roma (Italia), para conocer a San Ignacio y vincularse a la Compañía de Jesús. Seis años más tarde en Roma Leunis fundó la “Prima Primaria”, que fue el origen de la Congregación Mariana y la CVX.
450 años después haremos nuestro peregrinaje para emular el camino de Leunis hacia la fundación de, aquello que podríamos llamar, los compañeros laicos.

Bélgica (Lieja) 6-7 abril
Suiza (Konstanz-Einsiedeln) 8-14 abril
Francia (Bivier, Grenoble) 19-21 abril
Italia (Roma) 26-28 abril



miércoles, 20 de febrero de 2013

DONDE DIOS CANTA



Experiencia de oración y reflexión a través de la música. Tiempo tranquilo para orar a través de la música, para compartir la experiencia... ¿Dónde canta Dios en tu vida?
Inscripción: Envía tu nombre y apellidos, edad y una breve descripción sobre tu tarea pastoral y/o tu experiencia con la música al correo: dondedioscanta@gmail.com antes del 24 de febrero.
Número máximo de participantes: 20 personas, por orden de inscripción.

Organizan: CVX en Salamanca y Parroquia del Milagro de San José - Jesuitas

lunes, 18 de febrero de 2013

CUARESMA 2013



Acabamos de comenzar el tiempo de Cuaresma. Tiempo de busquéda y conversión, por eso te invitamos a leer el mensaje de Benedicto XVI para la Cuaresma de este 2013, bajo el título: "Creer en la caridad suscita caridad. 'Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creido en él' (1  Jn. 4, 16)".

viernes, 8 de febrero de 2013

CONCIERTO - ORACIÓN



Parroquia Milagro de San José
Sábado 9 de febrero, 22 h.
Organiza: CONFER Joven Salamanca y Ciudad Rodrigo

martes, 5 de febrero de 2013

ENCUENTRO MISIÓN JOVEN - MIGRACIONES 2013


Tomando el mismo lema de la próxima Asamblea Mundial de CVX, en el Líbano, Desde nuestras raíces hacia las fronteras, este fin de semana nos hemos juntado en Madrid los equipos de Misión joven y Migraciones en el segundo encuentro conjunto. Todo el fin de semana ha girado en torno al acompañamiento, uno de los elementos clave de  nuestra espiritualidad, del que por mucho que hayamos leído, orado y practicado siempre tenemos cosas que aprender.
Este año, desde la CVX en Salamanca, tuvimos la suerte de poder participar Raquel, Andrés y Jesús.
Aunque la mayoría de los 33 participantes en el encuentro llegamos el viernes, el trabajo no comenzó hasta el sábado por la mañana. Empezamos con la charla de Darío Mollá sj, que nos habló del acompañamiento y su relación con el discernimiento, de las capacidades y actitudes idóneas que debe reunir el acompañante y cómo y desde dónde acompañar. La charla se completó con algunas dinámicas, donde asumiendo los distintos roles que se dan en el proceso (acompañante/acompañado) y observando algunos ejemplos prácticos, tratamos de ponernos en la piel de nuestros destinatarios. Durante la tarde, en el trabajo por separado de los equipos, continuamos con diferentes dinámicas para profundizar en el tema, cada uno enfocándolo en los destinatarios de su misión. Por la noche, tras la eucaristía y la cena, tuvimos un concierto-oración con Maite López. Un momento especial en el que se hizo presente el Señor a través de la música. El domingo continuamos con el trabajo por separado de los equipos, centrándonos esta vez en la tarea que hacen los enlaces entre los equipos apostólicos y las comunidades locales.
Terminamos el encuentro todos juntos, recogiendo el fin de semana, y poniendo color entre todos a un mandala, donde cada uno eligió el color que expresaba sus sentimientos del fin de semana. El envío, a través del símbolo de la sal y del lema de la Asamblea Mundial CVX, puso el broche al encuentro.
El fin de semana ha sido intenso, y lo mejor, como siempre, reencontrarse o conocer a los compañeros de misión; las risas, las charlas, la complicidad y el poder descubrir una vez más que aunque la tarea es mucha y a veces las dificultades son grandes, el Señor, que nos ha elegido para trabajar en su misión, nos ha dado las capacidades para llevarla a cabo. A pesar de las dificultades y de los tropiezos Él siempre está con nosotros. Sabemos cuáles son nuestras debilidades y el reto es convertirlas en potencialidades que nos permitan cumplir mejor con la misión que el Señor nos ha encomendado.

lunes, 4 de febrero de 2013

GRANDES CREYENTES: CHRISTIAN DE CHERGÉ


Cuando el Antiguo Testamento narra la unción de Saúl, nos presenta su encuentro con un grupo de inspirados, una turba extática que baja del monte cantando, bailando y danzando, y en aquel momento lo arrebató el Espíritu y se convirtió en otro hombre (1Sm 10,6). El Espíritu, por lo tanto, altera, provoca cambios, transforma, empuja a una ruptura de límites.
De los discípulos de Jesús, después de hacer la experiencia del Viviente, la gente decía: “Están bebidos” (Hch 2, 1-13). La ebriedad se convierte en una imagen de lo que acontece en la vida de alguien que ha encontrado en Dios su centro y vive una experiencia de sobreabundancia, exageración y desbordamiento, de salirse de madre e ir más allá de lo que el cálculo o la medida podrían aconsejar. En el fondo, es una manera de participar de ese rasgo de Jesús que es el derroche y la desproporción: el vino de Caná fue mucho más abundante del que hacía falta para la boda, en el signo de los panes y peces sobraron doce cestos y la pesca de otro día fue tan excesiva que casi se les hunde la barca.
Siempre ha habido creyentes que han llevado ese exceso hasta el límite: Christian de Chergé, prior de la Trapa de Tiberinas, comunidad de los monjes asesinados en Argelia en 1996 (los de la película De dioses y hombres). La Trapa era un lugar fuerte de referencia para los pocos cristianos de Argelia en una situación de extremo peligro y conflicto. La comunidad había tenido amenazas e invitaciones a marcharse pero decidieron permanecer allí, con una decisión que, de alguna manera, estaba fuera de toda prudencia, más allá de cualquier cálculo o medida (según lo que nosotros solemos entender). Su prior, año y medio antes de su muerte, había escrito este testamento:
“Si me sucediera un día... y ese día podría ser hoy... ser víctima del terrorismo que parece querer abarcar en este momento a todos los extranjeros que viven en Argelia, yo quisiera que mi comunidad, mi Iglesia, mi familia, recuerden que mi vida estaba entregada a Dios y a este país. Que sepan asociar esta muerte a tantas otras tan violentas y abandonadas en la indiferencia del anonimato. Mi vida no tiene más valor que otra vida. Tampoco tiene menos. Desearía, llegado el momento, tener ese instante de lucidez que me permita pedir el perdón de Dios y el de mis hermanos los hombres, y perdonar, al mismo tiempo, de todo corazón, a quien me hubiera herido. […] Mi muerte, evidentemente, parecerá dar la razón a los que me han tratado, a la ligera, de ingenuo o de idealista: ‘¡Que diga ahora lo que piensa de esto!’ Pero éstos tienen que saber que por fin será liberada mi más punzante curiosidad. Entonces podré, si Dios así lo quiere, hundir mi mirada en la del Padre para contemplar con Él a sus hijos del Islam tal como Él los ve, enteramente iluminados por la gloria de Cristo, frutos de su Pasión, inundados por el Don del Espíritu, cuyo gozo secreto será siempre el de establecer la comunión y restablecer la semejanza, jugando con las diferencias. Por esta vida perdida, totalmente mía y totalmente de ellos, doy gracias a Dios que parece haberla querido enteramente para este gozo, contra y a pesar de todo. A ti también, amigo del último instante, que no habrás sabido lo que hacías. Sí, para ti también quiero este GRACIAS, y este ‘A-DIOS’ en quien te veo. Y que nos sea concedido reencontrarnos, ladrones bienaventurados, en el paraíso, si así lo quiere Dios, Padre nuestro, tuyo y mío. ¡AMÉN!”. (Argel, 1 de Diciembre de 1993. Thibhirine, 1 de Enero 1994).
Estas palabras que dan la impresión de brotar de alguien que está ebrio, que no está enteramente en sus cabales, hacen pensar en el poema de un sufí que dice:

Ellos me dijeron:
te has vuelto loco a causa de aquél a quien amas.
Yo les contesté:
El sabor de la vida es sólo para los locos.


Tomado de Pastoralsj