miércoles, 27 de agosto de 2008

ASAMBLEA MUNDIAL CVX: Día de Puertas Abiertas

Llegada a Fátima

Encuentro con Alfonso y Chencho

CVX Salamanca en la Eucaristía

Homilía del Padre General

Alfonso con el Padre General

Adolfo Nicolás, General de la Compañía de Jesús

Oración en el Santuario de Fátima

Oración en el Santuario de Fátima, petición de Alfonso

Foto de Grupo, con el Padre General


viernes, 22 de agosto de 2008

NUEVO EXCO DE LA COMUNIDAD DE VIDA CRISTIANA


La Asamblea Mundial de CVX, celebrada en Fátima, ha elegido al nuevo ExCo para los próximos cinco años. Pidámosle al Señor que sean una gran comunidad de servicio que nos haga crecer a todos.
De izquierda a derecha: GUY MAGINZY, Secretario Ejecutivo; EDEL CHURU (Kenya), Consultora; CHRIS HOGAN (Australia), Consulor; DANIELA FRANK (Alemania), Presidenta; LOIS CAMPBELL (EE.UU.), Secretaria; RITA EL RAMY (Líbano), Consultora; CHRIS MICALLEF (Malta), Vicepresidente; MAURICIO LÓPEZ (México), Consultor; ALBERTO BRITO sj, Viceasistente.


ORACIÓN DE ENVÍO DEL EXCO
Que el Señor les acompañe como ExCo Mundial
en sus deliberaciones y en sus decisiones,
que les conceda la gracia de ser valientes y creativos.
Con paciencia, con buen humor,con alegría; acompáñense mutuamente,
para poner a disposición, al máximo, todas sus capacidades.
Que el Señor guíe sus pasos
en tiempos de seguridad y de inseguridad,
en lo más importante y en lo más pequeño.
Que el Señor acompañe su camino
que su aliento sea duradero,
para que puedan ver más allá del próximo recodo.
Que avancen brindando esperanza
con valentía para saber detenerse y esperar
y con la osadía de seguir adelante, hacia el horizonte.
Que el Señor los envuelva
como un manto protector,
que les dé fuerza para avanzar;
con pan y vino les sostenga.
Que tengan suficiente alimento durante el camino.
Que la luz de su camino, sea el Señor.
Que Dios les bendiga
y que lleguen a ser una bendición para nuestra comunidad.

Amén

martes, 12 de agosto de 2008

XV ASAMBLEA GENERAL CVX


Hoy en Fátima, Portugal, comienza la XV ASAMBLEA GENERAL DE LA COMUNIDAD DE VIDA CRISTIANA: “Avanzando como cuerpo apostólico: nuestra respuesta a esta gracia de Dios”.
A través del blog de CVX España podréis seguir todas las noticias referidas a la Asamblea así como las informaciones que desde Fátima envíen nuestros delegados: Aurora Camps, Alfonso Salgado y Chencho Martín sj.
Unámonos a los que están en Fátima a través de la oración:


ORACIÓN PARA LA ASAMBLEA


Cada día, antes de sumergir nuestras manos en el agua, abrámonos a la Trinidad y miremos el entorno de la creación y a aquellos que se reúnen en Fátima. Pidamos la gracia de una participación más profunda en el surgir de “unos nuevos cielos y una tierra nueva”.

Oh Dios.
Abre nuestros ojos al esplendor de Tu mundo,
de manera que cuidemos de la tierra
y de cada uno de nosotros
todos los días de nuestras vidas.
Que la canción pura del agua
nos inspire como CVX
a ser signos de esperanza y justicia.
Abre y ensancha nuestros corazones
y guíanos hacia Ti.



lunes, 4 de agosto de 2008

ALGUNAS FOTOS DEL FIN DE SEMANA LÚDICO






Aquí os ponemos algunas fotos del fin de semana lúdico en Endrinal. Pronto os daremos una dirección donde se podrán consultar más fotos de ese fin de semana. Si alguien tiene alguna otra foto, que las envie al correo de la comunidad y las iremos subiendo.

viernes, 1 de agosto de 2008

2 DE AGOSTO: BEATO PEDRO FABRO

Nació el 13 de abril de 1506 en Villaret (Saboya), Francia. Murió el 1 de agosto de 1546 en Roma. Fue el mayor de una familia devota y moderadamente próspera, que vivía del campo y del pastoreo en los Alpes saboyanos. A los dieciséis años, fue enviado a estudiar a La Roche, a doce millas de Villaret, bajo el cuidado de Pierre Veillard, un santo y erudito sacerdote que ejerció en él una gran influencia.
En 1525 ingresó en el Colegio de Montaigu en la Universidad de París, pero pronto se trasladó al de Santa Bárbara, donde compartió alojamiento con Francisco Javier. A poco se reunieron con Iñigo de Loyola. Entonces fue asaltado por dudas sobre su futuro, tentaciones y escrúpulos. Aconsejado por Ignacio, hizo la primera semana de los “Ejercicios Espirituales”, superó sus problemas y se convirtió en su primer discípulo en París. A inicios 1534 hizo los Ejercicios Espirituales completos, bajo la guía de Ignacio, penetrando en ellos tan profundamente que, más tarde, Ignacio lo consideró el mejor director de Ejercicios, entre todos sus compañeros. Se ordenó en mayo, y celebró su primera Misa (15 agosto 1534) en Montmartre, donde Ignacio y sus otros compañeros hicieron votos de pobreza, castidad y obediencia, y de trabajar apostólicamente en Tierra Santa.
Cuando Ignacio se trasladó a España en 1535, Fabro quedó de guía, y dirigió los ejercicios de tres nuevos compañeros, Jay, Jean Codure y Paschase Broet. En octubre de 1537, Fabro y Laínez se unieron a Ignacio para ir a Roma, y fueron testigos de la experiencia espiritual de La Storta. Fabro enseñó teología y Escritura por breve tiempo en la Sapienza de Roma antes de ser enviado por Paulo III a Parma, donde predicó, oyó confesiones, y dio Ejercicios Espirituales durante dieciséis meses. Después el Papa lo envió a los coloquios con los jefes protestantes en Worms y Ratisbona, como compañero de Ortiz, representante de Carlos V. Acompañó, después, a Ortiz a España, estableciendo una red de amigos, y contactos para la nueva Compañía de Jesús en Barcelona, Zaragoza, Medinaceli, Madrid, Ocaña y Toledo. Después de cortos períodos de trabajos apostólicos en Colonia, Amberes y Lovaina, Fabro fue enviado por Paulo III a visitar la corte de Portugal y Évora. Logró reunirse con los escolares en Coimbra antes de tener que partir para la corte de España en Valladolid en 1545. Fundó comunidades jesuitas en Valladolid y Alcalá. Su incesante trabajo y viajes minaron su salud. Se le mandó volver a Roma, como preparación para asistir al Concilio de Trento, como teólogo papal. Murió a las dos semanas de llegar.Tenía un extraordinario don para la amistad. Por doquier su sencillez y simpatía, unidas a un sólido saber, despertaba el amor de Dios en los que trataba, y preparaba el camino para la naciente Compañía de Jesús. Es típica la afirmación de Canisio de que nunca había encontrado “un teólogo más profundo o un hombre de tan impresionante santidad… todas sus palabras estaban llenas de Dios”. Su vida muestra cómo el carisma original de la Compañía de Jesús era recibido, reflejado e irradiado por una personalidad más sencilla y menos profunda, más alegre y menos austera que Ignacio.

Más información sobre Pedro Fabro