lunes, 15 de junio de 2015

EL MOLINILLO DE VIENTO DE LA CVX


Nos hemos imaginado que podemos contemplar nuestra CVX como una hermosa, diversa, y multi-color, “rosa de los vientos” o “molinillo de viento” por lo siguiente:
  • Toda ella está anclada a un centro que hace posible su movimiento y su razón de existir. Para nosotros ese es el “Proyecto de Dios y el seguimiento de la misión de Cristo”.
  • Ese centro está unido a una columna, usualmente una pieza de madera que no es tan visible, que es fundamental porque nos ayuda a sostener a toda la rosa, y es la que se mueve para orientarla de la mejor manera para recibir el viento. Esa columna somos los hermanos y hermanas sirviendo en el consejo ejecutivo mundial; en los consejos y equipos regionales, nacionales y locales; en todos los diversos equipos de servicio en todo nivel; y es, también, nuestro secretariado ejecutivo mundial que dedica todos sus días y sus esfuerzos en este servicio tan valioso.
  • Las hojas que componen esta rosa, las que reciben el viento y giran dándole vida y movimiento a esta rueda, son cada una de las prioridades que hemos discernido juntos en Líbano, son las prioridadesde nuestra CVX, y los medios con los que queremos responder a nuestra misión.
  • Los diversos colores de los pétalos representan el “lenguaje de la sabiduría”. Este es un modo de mirar y proceder que atraviesa todas nuestras actividades y toma distintos tonos y expresiones de acuerdo a la realidad de cada sitio.
  • Para ayudarnos a organizarnos mejor, y tener una imagen que nos ayude, hemos divido las hojas de la “rosa” en 3 bloques prioritarios, cada uno con varios componentes, como se explica a continuación:

Nuestra IDENTIDAD LAICAL IGNACIANA que se compone de: Nuestra Vocación Laical Ignaciana (profundizar lo que significa ser un Cuerpo Apostólico Laical); la Formación (en todos sus niveles y expresiones) y el liderazgo-servicio en nuestra CVX; la colaboración con otros-as para la misión; y la profundización del Compromiso y sentido de la Membresía en la CVX, y la reflexión sobre esto en nuestros Principios y Normas Generales.
Nuestras 4 FRONTERAS priorizadas en Líbano (junto con todas las otras que sean discernidas a nivel comunitario): Globalización y pobreza, signos innegables de la cultura del descarte en nuestra sociedad como señala con fuerza el Papa Francisco, y que deseamos convertir en una globalización de la esperanza; Familia, fortaleciendo el núcleo central de nuestras sociedades, y desarrollando una mirada de apertura, compasión, respeto y sensibilidad a quienes pertenecen a realidades diversas; Ecología, como llamado a revisar nuestro “estilo de vida sencillo” (PG 4) y a pensar en las futuras generaciones y cuidar a los más vulnerables desde esta perspectiva; Juventud, no solamente para comprometer más y atraer a jóvenes a la CVX, sino sobre todo para servir apostólicamente en esta realidad que es signo de futuro.
Algunos de nuestros aspectos como COMUNIDAD MUNDIAL: El acompañamiento y fortalecimiento de los procesos regionales en todos los sitios de la “redondez de la tierra” donde está presente, viva y activa la CVX: África, América Latina, América del Norte, Asia Pacífico, Europa, y Medio Oriente. El discernimiento para la preparación de nuestra Asamblea mundial de 2018, cuidando cada paso, y haciendo parte a toda la comunidad en ello; y en el marco de todo nuestro camino como CVX agradecer a Dios por los 50 años de la CVX que se cumplirán en 2017 (recordando el momento en que el Espíritu nos movió a asumirnos como Comunidad de Vida Cristiana en 1967).

De la carta de Mauricio López a la comunidad mundial de CVX. Mayo de 2015

No hay comentarios: