martes, 18 de noviembre de 2014

GRACIAS, HERMANO


Nos duele mucho comunicaros que ha fallecido nuestro hermano de la CVX en Salamanca, Eduardo. Lo hacemos rotos por el dolor, pero unidos en la esperanza de la Resurrección, porque él ya disfruta contemplando el rostro del Padre.
Descansa en Paz, amigo, y junto a nuestra Mar, sigue intercediendo por nosotros como siempre lo hicisteis.
“Con gran devoción y renovado sentimiento, espero y deseo que me sea concedido ser siervo y ministro de Cristo consolador, ministro de Cristo que socorre, ministro de Cristo que salva, sana, libera, enriquece y fortalece. Para que así yo mismo, a través de Él, sea capaz de ayudar a muchos, de consolarles, de sanarles de sus dolencias, de liberarles y fortalecerles, de llevarles luz no sólo para sus almas, sino también para sus cuerpos, si se me permite esta audacia y esperanza, de llevarles por igual otros beneficios para el cuerpo y el alma, a todos y cada uno de mis prójimos, sean quienes sean”
San Pedro Fabro


2 comentarios:

el viejo Sinclair dijo...

Mi abrazo y mi cariño para la familia de Eduardo y la CVX en Salamanca. Hemos rezado por vosotros.

Unknown dijo...

Hoy mi madre me ha sorprendido con la noticia. No podía creerlo y he buscado activamente para verificar si se trataba de nuestro querido compañero Eduardo. Veo que, lamentablemente, es cierto.
El abrazo, la oración, el silencio compartido, el cariño de nuestra familia para todos y todas las personas de la comunidad CVX y de su familia. Descanse en paz junto a nuestra querida Mar.