martes, 15 de abril de 2014

LA MUERTE DEL JUSTO


En Semana Santa nos asomamos a una lógica que nos puede parecer devastadora. ¿Un rey en cruz? ¿Un Dios ausente? ¿La amistad traicionada? ¿Conviene que muera un justo por el bien del pueblo? Quienes hoy te aplauden mañana gritan: “¡Crucifícalo!”. Un “Hágase” ha llevado a una mujer hasta el pie de la cruz donde agoniza su hijo. Un juez de sentencia injusta se lava las manos. ¿Era esto, Señor? ¿Era esta tu promesa?


No hay comentarios: