viernes, 16 de abril de 2010

BEATIFICACIÓN DEL PADRE HOYOS, sj


Con gran alegría, el próximo domingo 18 de abril en Valladolid, vamos a celebrar la Beatificación del P. Bernardo Francisco de Hoyos, un joven jesuita quien murió a los 24 años de edad. Entre otras cosas, el Padre Hoyos es celebre por haber extendido en España la devoción y culto al Corazón de Jesucristo.

Breve biografía
Bernardo Francisco de Hoyos nació el 20 de agosto de 1711 en Torrelobatón (Valladolid). A los 11 años entra en el colegio jesuita de Villagarcía de Campos. Ingresa en el noviciado que tenía la Compañía de Jesús en la misma localidad a punto de cumplir los 15. Estudiaría Filosofía en Medina del Campo y Teología en Valladolid, donde sería ordenado sacerdote.
Su vida de fe y amor con Cristo alcanza cotas poco comunes, con un perfil de vida mística semejante al de otros grandes santos, viviendo ya con apenas 19 años lo que los teólogos llaman el desposorio espiritual con Jesús, en el contexto de una vida exterior de lo más común. Es en ese marco donde hay que situar los acontecimientos que le suceden en mayo de 1733, cuando Bernardo cuenta con 21 años: Jesús le introduce en el misterio de su amor redentor por los hombres y le pide que lo difunda. A ello dedicará sus energías mientras le dure la vida dedicándose a extender por España la devoción y culto al Corazón de Jesucristo, siendo considerado después el primer apóstol de la devoción al Sagrado Corazón. Muere a los 24 años víctima del tifus, tan sólo nueve meses después de su ordenación sacerdotal (el 29 de noviembre de 1975).
Su proceso de beatificación se introduce en 1895. El actual vicepostulador de la causa es el jesuita Ernesto Postigo. La curación atribuida a su intercesión se produjo en 1936 en la persona de Mercedes Cabezas y es en enero del año 2009 cuando el Santo Padre firma el decreto que reconoce esta curación como milagro obrado por intercesión del P. Hoyos, abriendo la puerta a su beatificación.

Más información sobre el Padre Hoyos.

No hay comentarios: