lunes, 1 de marzo de 2010

CUARESMA

Tiempo para ir al encuentro del Misterio. Tiempo para hacerse a la mar, para salir al camino, para internarse en el desierto, en los vacíos exteriores o en nuestros propios eriales, por donde vaga el corazón. Tiempo para buscar, para desear comprender.
Tiempo para buscar, para desear comprender, para recordar. Recordar desde el desierto los días en los que el corazón estaba lleno de alegría, los días en los que te miraba con la luz de los ojos de Dios, los días de la Resurrección.

No hay comentarios: