lunes, 15 de febrero de 2010

TU PROPUESTA DE FELICIDAD

Felices los pobres, nos dijiste, Jesús, felices porque su corazón no está pegado a nada, porque el tener poco le da libertad interior, porque no se puede servir a Dios y al dinero.
Y sin querer, nosotros deseamos tener de todo, y además tenerlo atado y bien atado, seguro, controlado, proyectado y recogido, mientras tú nos invitas a ser pobres y despegados.
Tu propuesta de vida, Jesús, es diferente, es ir contracorriente de lo que nos propone el mundo, es atreverse a vivir en la fragilidad del no tener, en la pobreza de necesitar de los demás y no atesorar. Ayúdanos, Jesús, a ser pobres, desprendidos y libres, contigo al lado y atento a los otros, será más fácil.

No hay comentarios: