jueves, 7 de enero de 2010

REGALOS


La cantidad de cosas que nos habrán regalado a lo largo de nuestra vida. Por mil motivos, por mil fiestas, por celebrar mil historias. Juguetes, flores, libros, corbatas, plumas estilográficas, prendas, bolsos...
Pero lo cierto es que los regalos que traen la mayor ilusión son aquellos que no se ven, aquellos que sólo yo sé que son un regalo, en el momento preciso, en el lugar indicado. Una palabra, una sonrisa, una buena noticia, un saber que cuento para alguien...
Tú, Señor, te nos regalas así. Invisible, pobre, niño, nada. Pero con una fuerza y una grandeza diferentes, que todo lo transforman.

No hay comentarios: