martes, 15 de julio de 2008

EN EL LÍMITE DE TODAS LAS FRONTERAS

Si alguien decide un buen día dejar su país, su familia, sus amigos, endeudarse e incluso jugarse la vida para cruzar una frontera, sus ansias deben de ser muy poderosas. Es lo que hacen los inmigrantes que llegan a España. Cada vez encuentran más fronteras legales, personales, sociales y culturales, aunque también hay quien les tiende una mano. Ahora, Europa se blinca aún más para que no sigan pasando, sin comprender que la supervivencia no entiende de muros.

Texto: Silvia Melero
Imagen: José Luis Cortés. Revista “21rs” (pica en la imagen para verla más grande)

No hay comentarios: